El intendente Facundo Prades llevó a cabo la apertura de sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante de Caleta Olivia con un Centro Cultural Cacho Camino colmado de dirigentes políticos y vecinos de la localidad. Se trató de su segundo discurso frente al Ejecutivo Municipal.

Junto al Intendente estaban los tres concejales Javier Aybar, Pablo Calicate y Rubén Martínez. Por su parte, Liliana Andrade se ausentó, sin previo aviso. Juan José Naves ya no pertenece al HCD ya que tiene licencia hasta fin de año porque está al frente de SPSE. También se hicieron presentes figuras como la senadora nacional por Santa Cruz María Ester Labado, el Ministro de Gobierno Miguel Basanta, los diputados provinciales Sergio Bucci y Gerardo Terraz, el Director Regional de Educación Zona Norte, Alejandro Maidana, el Presidente del partido justicialista, Pedro Galarza junto con su vicepresidente, David Hermosilla y todo el gabinete del Gobierno Municipal.

Cuentas al día

El gerente municipal, Facundo Prades, comenzó su alocución demostrando como, a un año de su anterior discurso, Caleta Olivia pasó de ser el municipio más deficitario del país, «a poner las cuentas al día, lo que nos permite empezar este 2017 gestionando para nuestra ciudad ya que antes, ante cada puerta que golpeábamos, se nos reclamaban deudas de gestiones anteriores», dijo Prades.

En este sentido, explicó que desde su gestión se actualizaron las tarifas, lo que permitió sostener planes y cooperativas con recursos propios. «Teníamos un déficit cercano a los $50 millones y lo redujimos a $36 millones. Un municipio que recibía $50 millones de ATN, no puede ser desfinanciado de un día para el otro, no solo para pagar salarios sino para brindar una mejor calidad de vida a los vecinos», detalló sobre la situación en que encontró el Municipio.

Gestión
Facundo Prades con un veloz y apresurado discurso mencionó todo lo realizado por el Municipio durante sus primeros catorce meses de gestión, sin poner en relieve ciertos aspectos sobre otros, todos por igual. Lo hizo en un discurso fuerte y marcado por dejar en claro, no solo la herencia recibida, sino lo que la nueva gestión está haciendo.

De esta forma, el Intendente destacó en primer lugar la diligencia de los diputados Gerardo Terraz y Sergio Bucci, con la que se logró reinaugurar la obra la Doble Vía Caleta Olivia/Comodoro Rivadavia y la Circunvalación de nuestra ciudad, lo que amortiguó la caída de la construcción. Además, Prades habló del trabajo realizado en la remodelación del cementerio, refacción del los gimnasios Gregores y Mosconi, pavimentación de arterias importantes, reconstrucción de la grieta de la costanera. Sobre lo que se espera para este año, resaltó la remodelación del Barrio Gregores, trabajo diseñado por profesionales de Caleta Olivia «para que nadie se venga a llevar lo que es nuestro», dijo Prades.

De manera veloz, Facundo Prades enumeró también la gestión las las diferentes secretarias de las que se destacan: charlas y entrega de folletos para la primera infancia, juventud y prevención de adicciones. También un taller de empoderamiento de la mujer, jornadas de inclusión de derechos. «Tenemos el orgullo de decir que estos talleres fueron trasladados a Comodoro Rivadavia y Las Heras», dijo sobre las mismas Prades.

Se suman a las tareas realizadas, clases de apoyo escolar, jornadas de tabaquismo, exámenes de salud a jugadores de fútbol, creación del sexto jardín maternal Mono Liso, como también relevamiento de personal de planes sociales y cooperativas bajo el programa a «unirse». Además, se creó el consultorio de nutrición abierto, que este año pondrá el acento en el trabajo barrial con los grupos más vulnerables y la puesta en funcionamiento la oficina de empleo.

Prades repasó toda su gestión, en algunos casos repitiendo los temas. Habló del tránsito al referirse al secuestro de vehículos definitivos, del programa radial de educación vial, de la entrega de carnets de conducción. «Se busca unificar las oficinas de tránsito y brindar un mejor servicio, incorporar otra caja volante y propiciar la ordenanza estacionamiento medido», explicó el Intendente al tiempo que comunicó que se analiza la creación de un nuevo juzgado de faltas por el crecimiento que tuvo la comunidad.

Desde la secretaria de obras publicas, enumeró el trabajo con los nuevos recorridos de transporte de pasajeros, el relevamiento de baches, la construcción de disminusores de velocidad y el pintado y demarcado de garitas.

Además, Prades adelantó que se proyecta la construcción de un nuevo gimnasio, «obra que se anunció en gestiones anteriores y nunca se hizo», dijo Prades. Al mismo tiempo agregó que, con fondos de YPF se va a pavimentar la entrada al B° Bicentenario, «barrio que regalaron otros políticos en campañas anteriores», sentenció Prades avanzando sobre el discurso de la herencia recibida.

El punto más importante, quizás, será la remisión al Concejo Deliberante de una ordenanza para nuestra Carta Orgánica municipal, «se llevará a cabo el llamado a los constituyentes que la redactaran para que las futuras generaciones tengan una mejor calidad de vida», exclamó. Otro dato fuerte será, la ampliación del centro cultural, la puesta en marcha de nuevas plazas en la localidad, la iluminación de la costanera y un proyecto de construcción de 100 casas. «Estamos discutiendo la coparticipación porque los recursos provinciales deben estar mejor repartidos, sobre todo la cuenca San Jorge que es la que más recursos aporta a Sant Cruz», dio cuenta el jefe del Ejecutivo.

Herencia recibida y fuertes críticas a la oposición
En el último tramo de su discurso, Facundo Prades habló más lento y pausado, a la vez que levantó el tono efusivamente para dirigirse a la oposición y las gestiones anteriores. «El 2016 fue un año de caos, tenso, dimos explicaciones y dimos cuenta de faltantes de gestiones anteriores, no podemos seguir siendo rehenes».

En este sentido, en su segundo discurso el Intendente reconoció que desde Nación se le pidió reducir el déficit del municipio y despedir 2000 personas, lo que llevaría «a un caos social y de nada serviría. Decidí entonces gestionar fuertemente y exponer mi propia salud para buscar una solución», anunció fervientemente Prades.

Sobre lo que se viene, dijo que «en este 2017 seguiremos bregando para que los gobiernos nacional y provincial nos incorporen en su planificación. El municipio no puede ser la única fuente de trabajo».

Finalmente, Prades cargó fuertemente contra Eduardo Costa al decir que «será un año electoral y que vendrán, y ya han venido, a vender buzones. Los caletenses tendrán que ver quien ayudó cuando las papas calientes quemaron y ellos se borraron. Algunos de esos falsos profetas ya no viven ni en la provincia. Ellos viven en la mesa de Mirtha Legrand y en intratables», dijo Prades mientras el público estalló en aplausos.

«Nadie más se va a burlar del pueblo de Caleta Olivia. Acá no necesitamos marketing ni espejitos de colores, eso ya lo hizo el gobierno anterior. Todo verso y promesa de campaña. Parece que caleta no solo era el patio de atrás de la Provincia, sino que también para otros que hoy viene», siguió.

«No nos difamemos ni nos maltratemos. Preservemos la prudencia» dijo Prades dando cuenta de la apertura de diálogo del Ejecutivo, al tiempo que dijo que «hoy Caleta Olivia debería ser París por los fondos remitidos por Nación durante 12 años. Quienes gobernaron la ciudad en el pasado fueron unos ladrones y unos ineptos».

«Siempre expondré la verdad por más dura y cruda que sea, no está en mí el camino fácil para los aplausos o para beneficiarme. Si me equivoco sé pedir disculpas. Estoy dispuesto a dar la vida por este pueblo», sentenció el Intendente.

Prades, antes de terminar, tuvo palabras para la concejal Andrade y el concejal Calicate. Sobre la primera dijo que, «quien fuera en la boleta del Intendente, y en los últimos meses se mostrara distante. A aquellos que llegaron con los votos prestados, los invito a hacer memoria y a trabajar», mostrando cierta molestia por su ausencia. Sobre Calicate dijo que «el transporte público de pasajeros es un logro más allá de las críticas. Aquellos que decidieron el camino de la crítica les pido que cierren sus ojos, miren para atrás y recuerden todo el daño que se le ha hecho a Caleta Olivia, y si los cierran y pueden ver los 3 colectivos que faltan de Urbano SE, les pedimos que nos digan donde están para ponerlos al servicio de la gente», dijo el administrador de la ciudad.

«No se gasten en difamarme y atacar a mi familia. Nada hay para esconder, Caleta Olivia sabe quienes son los responsables. Es mas fácil para esos ineptos echarle la culpa a Prades», dijo al terminar. «Nosotros somos un equipo de guerreros, pero no de una ideología política, sino de guerreros que quieren levantar Caleta Olivia».

«Concejales los invito a trabajar, aun a pesar de la adversidad, a trabajar todos juntos. Dejo inaugurado el comienzo de las sesiones ordinarias en Caleta Clivia», finalizó.

Comentarios

comentar