Alicia Kirchner convocó a un acuerdo social santacruceño

1816

La Gobernadora Alicia Kirchner encabezó esta mañana el acto de apertura del 44º Periodo de Sesiones Ordinarias en la Honorable Cámara de Diputados de la provincia. Previo al inicio de la ceremonia, la primera mandataria fue recibida por una comisión de legisladores, tras lo cual se izó la bandera y se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino. Momentos después, el Presidente del cuerpo legislativo, el vicegobernador, Pablo González, invitó a la gobernadora a dirigirse al pueblo de Santa Cruz.

En el transcurso de su discurso la Gobernadora de la Provincia de Santa Cruz expuso algunos aspectos relevantes acerca de la gestión que concretó a lo largo de los primeros doce meses al frente del Estado provincial, destacando fundamentalmente aciertos en el área de salud y en reordenamiento del Estado Provincial. Sobre lo cual destacó que se garantizó a lo largo de este año con mucho esfuerzo los gastos básicos de funcionamiento de los hospitales, la atención primaria y el área materno infantil, cobertura de vacunas con un despliegue territorial masivo que permitió llegar a más personas. “Hemos bajado después de años la mortalidad infantil”, enfatizó.

Asimismo, la primera mandataria focalizó su atención respeto al acuerdo social santacruceño, la importancia de sostener los empleos en todo el territorio y puso especial énfasis en que la solución para revertir las dificultades no está en el “ajuste fiscalista”.

En cuanto al acuerdo social, Alicia Kirchner sostuvo que la convocatoria será amplia y transversal, para que participen «todos a los que le interesa Santa Cruz: los trabajadores organizados, los representantes institucionales de los distintos territorios, es decir Señores Intendentes, Jefes de Bloques Legislativos, concejales, representantes de la vida social y cultural santacruceña, de Iglesias, Universidades, Instituciones intermedias, empresariales, comerciales, clubes, asociaciones, etc. Para crecer equitativamente necesitamos una inversión genuina en lo más importante; el coraje y el valor santacruceño», explicó. En ese sentido, la gobernadora recalcó “este Acuerdo debe valerse de otras lógicas, debemos ser los artífices para construir una provincia unida y sustentable. No se trata de recurrir a viejos e inútiles pactos de los cuales nuestro país tiene varios malos ejemplos, se trata de entender que debemos fortalecer nuestra estima como pueblo, se trata de entender que el momento es muy difícil, se trata de entender que debemos redoblar nuestros esfuerzos, que tenemos que tener un punto de inflexión donde no se necesita voluntarismo sino visión, y trabajo conjunto”.

Otro de los puntos en los que puso especial énfasis la mandataria santacruceña, fue que tal cual lo manifestó al inicio de su gestión, a lo largo de estos meses no se recurrió al ajuste fiscalista para que las cuentas cierren de cualquier modo. “A nosotros nos importa que nadie quede en el camino. ¡Que cierren los números, pero con la gente adentro”, resaltó. De igual modo expuso “nuestra provincia, al igual que sus familias o dueños de comercio o pequeños empresarios o emprendedores, o productores están sufriendo la caída de la actividad económica nacional y esto impacta directamente en los fondos que recibimos por coparticipación”.
Además señaló que despedir a miles de trabajadores no resolvió nunca nada. “Este tipo de supuestas soluciones drásticas ha demostrado a lo largo de la historia su total ineficacia.

«Adoptar soluciones de las llamadas empresariales, propias de los CEOS de las corporaciones, disfrazadas de racionalidad sólo traerán más desigualdad, mas desocupación y más pobreza, y, en el caso de Santa Cruz, despoblamiento”, subrayó.

La protección del trabajo y los trabajadores, fue otro de los ítems consignados en la alocución de la primera mandataria, quien sostuvo que hay que proteger el trabajo santacruceño y reafirmó la continuidad de las paritarias con distintos sectores gremiales. “Eso exige que cada uno piense también en proteger el trabajo del otro solidariamente y así todos trabajamos para mejorar el servicio que el ciudadano paga con sus impuestos, porque el trabajo genera riqueza. Sin trabajadores no hay producción. Las fuentes de trabajo son, para nosotros, valores innegociables”, reflexionó. En cuanto al mismo tema, acotó que nadie plantea que se abandone la lucha por la protección de los derechos de los trabajadores y las reivindicaciones, pero «la defensa de esos derechos debe hacerse de un modo que no menoscabe ni el derecho de los demás ni deteriore el patrimonio provincial, porque sino se trabaja no hay ingresos, disminuye nuestra coparticipación nacional, regalías, no funcionan los servicios y los sueldos se retrasan”.

Comentarios

comentar