El hecho ocurrió horas atrás en un local comercial de comidas rápidas ubicado en el centro de El Calafate. Un supuesto cliente aprovecha que ni tenía a ninguna otra persona a su alrededor y mientras las personas encargadas de la atención se dan vuelta para echar mano a lo que no le pertenece.

Rápido de reflejo, el ladrón toma un teléfono celular ubicado en la barra de atención al público. Lo que el delincuente no sabía era que en el comercio hay cámaras internas de seguridad, y que todos sus movimientos quedarían registrados.

La filmación permite identificar el rostro del joven, por lo que ahora es buscado por la policía local. Los responsables del comercio «Don Pancho» hicieron público la filmación mediante las redes sociales.

Mirá el video del hecho:

Fuente: Ahora Calafate

Comentarios

comentar