El estudio de Frecuencia Patagonia se trasladó a la calle y los jóvenes integrantes del programa “Vamos a portarnos mal” lograron reunir a vecinos   en la   jornada artística y solidaria que tuvo como fin reunir alimentos y artículos de limpieza  para el “Merendero 17 y Golfo” del barrio 17 de Octubre. Hubo música en vivo,  murgas y castillos infalibles, además de muchos premios.

A partir de las 20hs en la esquina de Frecuencia Patagonia todo fue alegría cuando se rompió la habitual monotonía y la trasmisión fue puertas afuera, aparecieron castillos inflables, músicos, la alegría de la Murga Franca y el gran equipo de “Vamos a Portarnos Mal” todos juntos con la idea de reunir alimentos para el merendero.

Thalia Aguirres, Abigail Aguirres, Brian Igor y Rocío Vega los jóvenes integrantes del programa “Vamos a Portarnos Mal” y organizadores del evento contaron que si bien el fin de semana largo que mantiene a muchos alejados de la ciudad ocasionó que las donaciones no fueran grandes en cantidad, lograron vivir una gran jornada y dar a conocer lo que muchos vecinos hacen a diario de manera silenciosa por los demás, como es el caso de Yolanda quien recibe a 20 chicos en su domicilio a quienes todos los días les prepara la merienda, además de viandas para que lleven a sus casas.

 

“Agradecemos a todas las personas que se sumaron a la colecta de alimentos no perecederos. A los comercios por la gran cantidad de golosinas, Castillos Inflables Roquesito, Braian Igor y Flia por el audio. A nuestras familias por acompañarnos y amigos de siempre. Gracias también a Oscar Quilogran por el gran acústico y a nuestra Murga Franca por su presentación como siempre dejando mucha alegría” concluyeron.

 

Comentarios

comentar