La falta señalización e iluminación en distintas zonas de la ciudad siguen siendo, no solo una deuda para los vecinos y viajantes que pasan por  nuestra ciudad, sino también un problema para quienes circulan de noche. El acceso sur a Caleta Olivia por la Ruta Nacional N°3 no es la excepción, y es quizás el lugar más peligroso , sobre todo para quienes no conocen bien su recorrido.

Esto le sucedió al conductor de un Volkswagen Gol gris, que  en la bajada del Bierzo, en la rotonda sur del ingreso a Caleta Olivia, cayó a la zanja que está a la derecha de la rotonda, aproximadamente a las tres de la mañana,  porque no  hay ninguna luz, ni cerco protector  que guíe a los automovilistas que circulan de noche.

Afortunadamente, en esta ocasión el chofer, de quien se pudo constatar que no conducía bajo los efectos del alcohol,  no sufrió lesiones físicas. Del accidente, solo surgieron daños materiales en el tren delantero y paragolpes del vehículo.

Finalmente, vecinos y turistas que socorrieron al conductor manifestaron la necesidad de contar con la iluminación adecuada y los carteles refractarios para la rotonda. La señalización e iluminación es una política pública postergada y es una de las quejas frecuentes de los conductores, en especial de quienes vistan por primera vez la ciudad.

Comentarios

comentar