Integrante de la UOCRA vendía drogas frente a la sede gremial

6252

Efectivos de Gendarmería sorprendieron a dos sujetos mientras realizaban una transacción por drogas en plena calle de El Calafate. Intentaron huir, pero no pudieron. La Justicia determinó la detención de ambos, aunque cumplidos los trámites judiciales de rigor, fueron dejados en libertad, sujetos a la causa.

Un hombre mayor de edad fue detenido por personal del escuadrón 42 de la Gendarmería Nacional por realizar supuestas maniobras de comercialización de estupefacientes.

La detención se produjo fuera de la sede del gremio de la UOCRA al que el hombre está vinculado.

La gendarmería estaba haciendo las primeras averiguaciones sobre el hombre, al tener sospechas que vendía marihuana como una actividad rutinaria.

En la tarde del martes, gendarmes divisaron una actitud sospechosa en el hombre, quien se encontraba junto a otro mayor de edad. Ambos se encontraban en momentos de una supuesta maniobra de compra venta de droga ilegal.

Los dos intentaron darse a la fuga al darse cuenta que estaban siendo observados por los gendarmes, siendo detenidos inmediatamente.

Según conoció ahoracalafate.com.ar los investigadores de la gendarmería informaron a los funcionarios judiciales que hay datos que indican que el hombre de origen jujeño estaba comercializando droga desde tiempo atrás.

Además se le encontró un envoltorio de nylon en cuyo interior había 13 gramos de marihuana que estaban fraccionado en envoltorios menores.

En el información que la gendarmería brindó a la justicia federal se hace notar que el hombre sobre el que se estaban haciendo las primeras averiguaciones está vinculado a la delegación Calafate del gremio de la construcción.

Que al momento de la detención el hombre entraba y salía de la sede, y que en su poder estaban las llaves de esa oficina.

El caso está en manos del Juzgado Federal con asiento en Río Gallegos, desde donde se ordenó que el hombre fije domicilio y recupere su libertad luego que la gendarmería secuestre droga, dinero y teléfono celular.

Fuente: Ahora Calafate.

Comentarios

comentar