2° homicidio del año en Comodoro: Murió un hombre que recibió 17 puntazos

1719

Rubén Mellado se encontraba internado en terapia intensiva del Hospital Regional tras ingresar el 3 de enero con 17 puñaladas y quemaduras en la espalda.

Desde la Seccional Tercera de Policía confirmaron a El Patagónico que hoy a las 5 de la mañana se produjo el deceso de Rubén Víctor Mellado, de 32 años, quien permanecía internado desde el miércoles 3 de enero tras ingresar a la guardia del Hospital Regional con 17 puntazos en la zona del toráx y quemaduras en la espalda.

El hombre había sido llevado por un vecino tras ser encontrado malherido y en medio del incendio de la casa que ocupaba en la calle Código 640 en el barrio Stella Maris.

Si bien los médicos pudieron estabilizarlo luego de una serie de intervenciones quirúrgicas, se encontraba internado con pronóstico reservado en terapia intensiva en el Regional.

Las 17 puñaladas recibidas a la altura del tórax le afectaron órganos vitales, pero la mayor gravedad tenía que ver con la afección de las vías respiratorias. Mellado, además de ser atacado con dos cuchillos, sufrió importantes quemaduras en la espalda.

Se espera que en las próximas horas el cuerpo sea sometido a la correspondiente autopsia. La causa ya fue elevada al Ministerio Publico Fiscal y la Brigada de Investigaciones se encuentra trabajando para dar con los autores en lo que se convirtió el segundo homicidio de este 2017.

DOS CONOCIDOS

Se trata de dos sujetos que conocían a la víctima y que a juzgar por la ferocidad del ataque, se habrían sentido agraviados por algún comentario íntimo. Según las hipótesis, ambos individuos utilizaron cuchillos marca «Tramontina» para apuñalar reiteradamente a Mellado en la zona del pecho. Después lo dejaron tirado en el interior de la reducida vivienda.

Estos mismos violentos habrían ocasionado el incendio con la intención de borrar las pruebas, aparentemente dando por muerto a Mellado. Asimismo, el trabajo del personal de la Policía Científica se dificultó y fue casi imposible recolectar rastros debido a que dentro de la casa estaba todo quemado.

No obstante, se secuestró un envase de cartón de vino y colillas de cigarrillos que serán sometidas a peritajes. Los dos cuchillos incautados poseían rastros hemáticos y serían los utilizados por los atacantes.

Fuente: El Patagónico.

Comentarios

comentar