Si bien en nuestra provincia no se reporta la presencia del «Tityus trivittatus», el Ministerio de Salud y Ambiente informa las medidas de prevención a tener en cuenta en caso de picaduras de alacranes o también llamados escorpiones. La mayoría de los accidentes por alacranes se producen en el domicilio, por lo cual debe prevenirse el ingreso de los mismos a la casa y tener precaución en aquellas zonas donde puedan encontrarse.

En caso de sufrir una picadura se debe recurrir al médico con urgencia a fin de que se evalúe la gravedad del envenenamiento y, si fuese necesaria, la aplicación del antídoto correspondiente.

La mordedura de la especie Tityus trivittatus (la más venenosa del país y de color marrón claro) puede ser peligrosa sobre todo en ancianos o niños y en personas con problemas de salud (por ejemplo, hipertensos, cardiópatas o diabéticos) en los que la atención médica debe realizarse con mayor urgencia que en un adulto sin afecciones.

Frente a eventuales picaduras, no deben realizarse tratamientos caseros, aplicar hielo y consultar rápidamente al médico y en lo posible llevar el escorpión (o foto) para ser identificado. Nunca aplicar plaguicidas sin haber seguido primeramente las recomendaciones sobre los métodos de prevención en el ambiente habitado.

Vale aclarar que en Santa Cruz no se reporta la presencia de Tityus trivittatus que posee la toxina más potente y peligrosa para las personas. Según la “Guía de prevención, diagnóstico, tratamiento y vigilancia epidemiológica del envenenamiento por escorpiones” del Ministerio de Salud de la Nación, las áreas de distribución habitual de los escorpiones en nuestro país abarcan desde el Norte hasta la Provincia de Buenos Aires.

Sin embargo pueden ser encontrados también en el sur del país, debido a sus características sinantrópicas, a que son transportados de manera accidental o intencional a otras regiones, lo cual es favorecido por la resistencia que poseen a situaciones adversas con requerimientos bajos de agua y alimento.

Medidas para evitar el ingreso de alacranes a las viviendas y prevenir accidentes en zonas con presencia de alacranes:

– Revisar y sacudir prendas de vestir y calzados.

– Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño.
– Evitar caminar descalzo.
– Utilizar rejillas en desagües, cañerías y otras aberturas.
– Colocar burletes o alambre tejido (mosquiteros) en puertas y ventanas.
– Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos.
– Mantener limpia y ordenada la vivienda y alrededores. Evitar la acumulación de materiales de construcción, escombros, leña porque suelen ser lugares donde se alojan.

Comentarios

comentar