Así lo manifestó el Ex Senador Carlos Prades, “la Constitución de la Nación en general y la de Santa Cruz en particular, sostienen al federalismo como un valor esencial para el cumplimiento de los fines del Estado Republicano de Gobierno, afianzado dicho precepto en ambas reformas constitucionales del año 1994”.

Pero la realidad nos indica lo contrario, “porque vemos diariamente a Gobernadores e Intendentes recorrer pasillos y oficinas de los burócratas que toman decisiones sin haber sido elegidos por el voto popular ni tener responsabilidades de gestión ante los diferentes pueblos que integran la Nación Argentina”, continuó el exsenador. En este sentido aclaró que en el caso de Santa Cruz tiene que haber una lectura responsable del Gobierno Provincial y lograr que todas las localidades puedan tener previsibilidad, tanto en lo económico como asi también con planes de obras, «tiene que darse una mirada responsable».

Sobre la coparticipación nacional, “debemos recordar que a nivel Nacional en el año 1988, a través de la ley 23.548, el gobierno de Raúl Alfonsín dispuso que la coparticipación Nacional fuera distribuida en un 55% a las Provincias, el 42% a la Nación y el 3% restante para fondos específicos, es decir, que más de la mitad de los ingresos públicos se transferían a las provincias Argentinas. Con el gobierno de Carlos Menem ese porcentaje fue significativamente modificado, distribuyéndose el 31%, solamente a las provincias, y a partir de ahí comenzó el deterioro del federalismo Argentino” recordó Carlos Prades.

Y prosiguió, “luego con los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner el porcentaje de coparticipación federal sufrió una nueva reducción quedando un 78% para la Nación y tan sólo un 22% para las Provincias. Ahora, luego del fallo de la Corte Suprema de la Nación, unos días antes de asumir la Presidencia Mauricio Macri, la coparticipación federal se aproxima al 46% para la nación y un 52% para las provincias, es decir, éstas, aumentaron sus ingresos significativamente en relación a lo que les coparticipaba la gestión del gobierno anterior”.

EN SANTA CRUZ

En referencia a la coparticipación en la provincia de Santa Cruz manifestó, “no existe un federalismo en nuestra provincia. Aquí el Gobierno Provincial coparticipa con las Municipalidades tan solo un 11% de los ingresos públicos, quedando para la Provincia el 89% restante, es decir, prácticamente constituye una anulación del federalismo como forma de gobierno y fundamentalmente una violación a la prescripción establecida en el artículos 5º de nuestra carta fundamental Nacional, donde las Provincias Argentinas deben asegurar la administración judicial, su Régimen Municipal y la educación primaria para que el gobierno federal les asegure el pleno goce y ejercicio de sus instituciones”.

Carlos Prades también relató: “la coparticipación de impuestos con los Municipios está basada en un censo del año 1980, es decir de hace 36 años, donde la provincia y sus municipios tenían una significativa población menor. En Caleta Olivia un ejemplo claro está dado por la Playa de tanques de petróleo crudo de donde se va diariamente, desde hace muchos años, la producción de petróleo de toda la zona norte provincial, representando el 49% de la producción nacional. Aquí Santa Cruz recibe ONCE MIL MILLONES DE PESOS ($ 11.000.000.000) en concepto de regalías petrolíferas y gasíferas, distribuyendo solamente el 11% de esa cifra a sus municipios, configurando ello un menoscabo inadmisible del federalismo, teniendo en cuenta que las localidades norteñas carecen de agua potable, sus sistemas cloacales se encuentran totalmente colapsados, provocando una contaminación ambiental de riegos superlativos, su educación y salud públicas peligrosamente deterioradas y sus pueblos embargados por la angustia y la zozobra que les genera esta situación desde hace muchos años».

Es por ello, refirió el ex Legislador, que debe revertirse en forma urgente la distribución federal de los ingresos públicos, sancionando una nueva ley consensuada que permita a los Intendentes Municipales gobernar sus pueblos, libremente, sin presiones ni humillaciones del gobierno Provincial. «Esto debe lograrse a través de la participación de toda la dirigencia política, sin mezquindad ni egoísmos, individuales o sectoriales, pensando en el bien común, en toda la Provincia y en defensa de sus mas altos valores ciudadanos», y concluyó: «para ello el Gobierno Provincial debe tomar la delantera y hasta la sanción de una nueva ley de coparticipación, asegurar fácticamente a todos los Municipios la cobertura de sus déficits y la realización de las diferentes obras públicas esenciales en cada uno de sus pueblos. Así se garantizará la paz social, se evitarán los traumáticos cortes de ruta y las consecuentes molestias a todos los ciudadanos de Santa Cruz, particularmente a aquellos que viven muy alejados de la ciudad de Río Gallegos, sede del Gobierno Provincial y cuyos sus sufrimientos diarios entonces los canalizan ante los Independientes Municipales».

Comentarios

comentar