Ambas instituciones evaluaron las actividades realizadas de manera conjunta. Se trata del trabajo basado tanto en políticas de inclusión y ampliación de derechos, como del patrocinio sin costo a los adultos mayores en el marco de la Reparación Histórica.

En la sede central del organismo previsional, la ANSES y la Defensoría del Pueblo de la Nación realizaron ayer miércoles el cierre de las actividades que se llevaron adelante de manera conjunta durante todo 2016 y establecieron pautas de trabajo para 2017.

Participaron del encuentro, por parte de la ANSES, el Secretario General, Alejo Maxit; el Director General de Relaciones Institucionales y con la Comunidad, Patricio Piffano; y la Directora de Redes con la Comunidad, María Rosa Vivaldo; y por la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA), el Presidente, Alejandro Amor; la Defensora adjunta de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), María América González; así como los representantes de las defensorías de Vicente López, Lanús, La Plata, Avellaneda, Morón, Santa Fe, La Matanza, Escobar, Tucumán y Río Cuarto.

Al cerrar el encuentro, Maxit destacó: “Es importante que sepan cómo se generó esta relación con las defensorías: comenzamos a analizar la Reparación Histórica y descubrimos que nos enfrentábamos al desafío de homologar dos millones de trámites. El concepto de red llegó para quedarse porque los problemas nos trascienden y no podemos resolverlos solos, sino que necesitamos de todos los organismos”, y subrayó: “Ahora vamos a avanzar en el arqueo de la economía, por lo cual el próximo desafío es blanquear la situación previsional para que el sistema sea sustentable. Un 40% de personas se encuentra en la informalidad y, con el antecedente de la Reparación Histórica en marcha, nos da la autoridad moral para avanzar en la nueva ley previsional que ya tiene un piso de protección para los mayores de 65 años”.

Sobre la tarea realizada en 2016, Piffano explicó: “Llevamos meses trabajando intensamente y es muy importante el valor estratégico de la relación, porque ambos organismos estamos para ayudar a los más vulnerables y hacer valer sus derechos, sobre todo en los lugares donde se necesita aún más la presencia del Estado. Debemos potenciarnos para llegar a todas partes donde hay realidades comunes y particulares y para dar soluciones”.

Por su parte, González agradeció el compromiso de los colegas, el apoyo de Amor y, en especial, a Emilio Basavilbaso por “el equipo que puso a disposición, que es excelente y tienen buena voluntad.” También se refirió a la homologación de los acuerdos y especificó que “una vez finalizado el trámite, al mes siguiente cobran el retroactivo”.

A su turno, Amor dijo: “Hemos forjado una amistad con Emilio (Basavilbaso) y Alejo (Maxit) y esa relación sólida nos permite ir construyendo entre todos una solución clara para quienes más lo necesitan”.

Sobre los acuerdos realizados

El primer convenio firmado en mayo surge con el objetivo de establecer lazos de cooperación en materia de políticas de inclusión y ampliación de derechos. Gracias a este compromiso, ambas entidades fortalecieron el intercambio de información y experiencias que contribuyeron al mejoramiento integral en materia de Seguridad Social.

El segundo acuerdo, suscripto en noviembre, habilitó a una nómina de abogados nacionales para brindar patrocinio sin costo a los adultos mayores por la Reparación Histórica, el cual se encuentra publicado en el sitio web de la ANSES.

Comentarios

comentar