El régimen de trabajo de 14 días al mes, por 7 de franco y 7 de suspensión sin goce de haberes podría ser una modalidad a extenderse en otras áreas petroleras, planteándose la duda en torno a si también Santa Cruz podría adoptar una modalidad similar.

El acuerdo alcanzado por YPF con los sindicatos petroleros de Chubut podría replicarse en otras cuencas del país y con otras operadoras, ya que a nivel nacional se menciona que éste podría ser un caso testigo para el funcionamiento del mercado petrolero en el resto del país. Esta semana se conocerán definiciones en torno al precio del gas de incentivo que el gremio solicitó para paliar la baja de la actividad petrolera.

El régimen de trabajo de 14 días al mes, por 7 de franco y 7 de suspensión sin goce de haberes podría ser una modalidad a extenderse en otras áreas petroleras, planteándose la duda en torno a si también Santa Cruz podría adoptar una modalidad similar. El lunes el sindicato mantuvo reuniones con operadoras a lo largo de la jornada, en busca de revertir despidos que comenzaron a concretarse.

Neuquén, por su parte, apunta a revertir o atenuar el despido de 1.700 trabajadores y la baja de 33 equipos. Esa provincia ya tenía suspensiones rotativas, pero la baja de equipos significaría el corte definitivo de los puestos laborales, lo que hoy se encuentra en conciliación obligatoria. Según publicó el diario El Cronista este lunes, citando fuentes de la industria petrolera, el acuerdo de Chubut va en línea con lo que pretende aplicarse en Neuquén para reactivar Vaca Muerta.

Vale recordar que en aquella provincia se viene negociando desde hace tiempo un acuerdo con el sindicato petrolero, para modificar el convenio de trabajo, sobre todo de cara a la explotación de recursos no convencionales de petróleo y gas.

Sobre los despidos generados a partir de la baja de 33 equipos de producción de YPF, Guillermo Pereyra dijo días atrás que “hay un compromiso de las empresas YPF, Total Energy y Pan American Energy (PAE)” de levantar equipos para “ayudar a estabilizar la actividad y aumentar la previsibilidad” en el sector, según declaraciones a El Inversor Online.

El dirigente detalló que la propuesta realizada por el sindicato de Petroleros al Gobierno implica un subsidio mensual de $ 20.000 para los trabajadores durante 2017, -a pagar entre el Gobierno y las empresas- y mantenimiento gratuito de la obra social y los medicamentos, por parte del gremio. “A medida que vayan subiendo los equipos, los trabajadores se irán incorporando a la actividad”, agregó Pereyra.

Fuente: ADN Sur

Comentarios

comentar