Ayer el sindicato de Petroleros y Gas  Privados de Santa Cruz anunció una medida de fuerza en función de que algunas operadoras estaban planteando la baja de equipos, y además, en otros casos, se llevaron a cabo despidos de personal.

En función de la medida de fuerza de los Petroleros Privados en la zona norte de la provincia, el Ministerio de Trabajo de Nación citó a las partes e impuso la conciliación obligatoria que comenzó a regir ayer mismo en los yacimientos. De esta forma, quedaron sin efecto, por un lado la medida de fuerza que querían llevar a cabo los trabajadores del petróleo, así como también la baja de equipos por parte de las empresas.

En este sentido, en  la conciliación obligatoria se estableció que el próximo 29 de diciembre se llevará a cabo la primera audiencia de conciliación con la presencia del sindicato y las operadoras en función del conflicto. La misma se llevará a cabo en el Ministerio de Trabajo de Nación a cargo de Jorge Triaca. Allí se tratarán tanto los despidos y suspensiones como también la baja de equipos.

Rafael Huenchelen, miembro del gremio del petróleo,  había anunciado la medida de fuerza y había planteado también que el Sindicato de Petróleo y Gas Privados no iba a aceptar los despidos, pero la conciliación obligatoria dictada el día de ayer lleva el conflicto a fojas cero.

Comentarios

comentar