Antonio Stiuso ya había declarado ante la Fiscal Fein y no dijo nada parecido a lo que OPINÓ ante la Jueza Palmaghini que le tomó declaración inmediatamente luego de haber desplazado de la conducción de la investigación a la Fiscal, tal como lo quería Arroyo Salgado, quien a lo largo de la causa apuntó sus críticas exclusivamente hacia Viviana Fein porque ésta no accedía a sus arbitrarios pedidos como querellante.
Fein entendía que los planteos de la ex mujer de Nisman para llevarse la causa a su conocido terreno federal no tenían sustento, ella interrogó a Stiuso en su primera declaración, la que el denunciado espía firmó de su puño y letra. Luego, en la segunda declaración tomada por la Jueza Palmaghini Jaime manifestó que la misma OPINIÓN la había manifestado ante Fein, pero que ésta no lo asentó en el Acta en la que, insisto, el más hábil espía del País estampó su firma.
Antonio Stiuso es apodado Jaime por el cinematográfico James Bond Agente 007, lejos está el espía criollo del target, carisma y sex appeal de Roger Moore, Sean Connery, Pierce Brosnan o Daniel Craig, a Jaime algunos conocedores del profundo trabajo del Legislador Porteño Gustavo Vera, líder de la Fundación “La Alameda”, le han asignado irónicamente el mote de Agente 052, en función de las 52 empresas vinculadas a causas de contrabando, narcotráfico, trata, red de prostíbulos, espionaje político, carpetazos, enriquecimiento ilícito, lavado de activos , tráfico de influencias, etc. según expone permanentemente “La Alameda” en diversos medios y conferencias.
Conocí a Gustavo Vera en CABA, en ocasión de realizarse en la calle Corrientes, en la sede de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación, una exposición sobre la red delictiva encabezada por el poderoso ex espía de la SIDE Antonio “Jaime” Stiuso, allí Vera, en compañía de Piumato , desarrolló, ayudado por un didáctico Power Point, los principales hilos de una compleja red que vincula varias empresas entre las que se destaca American Tape. Exhibió fotografías de los referentes de la organización delictiva que ocupan puestos claves en Aduana, Puertos, Aeropuertos, Organismos Públicos, Prostíbulos y otros ámbitos sensibles, todos monitoreados por actuales y ex agentes de inteligencia con la modalidad de caracterizó a la tristemente célebre “Banda de los Ingenieros” especializada en extorsionar Jueces, Políticos y otros.
La Cara de Jaime Stiuso fue vista públicamente por primera vez cuando el ex Ministro de Justicia de Kirchner Gustavo Beliz lo denunció en televisión en el programa Hora Clave en el 2004, exhibiendo su fotografía, asegurando que …“es el tipo que maneja los Servicios de Inteligencia, que embarró la Causa Amia, un tipo muy peligroso que te puede mandar a matar y te puede armar una operación”…
Antonio “Jaime” Stiuso desde hace muchos años tiene profundos vínculos con la CÍA y la Embajada de Estados Unidos, lo que me hace suponer que los espías norteamericanos también tienen en realidad nula semejanza con los personajes de los blockbuster de Hollywood, como el Jason Bourne de Matt Damon o el Ethan Hunt de Tom Cruise en Misión Imposible. El Fiscal Alberto Nisman tuvo una intensa proximidad con Stiuso, tan es así que el mismo admitió en distintas declaraciones que se reunían casi todos los días, y también tuvo una comunicación muy fluida con La Embajada de los Estados Unidos, esa cuasi dependencia quedó en evidencia para los medios, entre ellos Página 12, al difundirse los cables revelados por Wikileaks y publicados por Santiago O´Donnel en sus libros Argenleaks y Politileaks que develan que el Fiscal presentaba sus iniciativas y proyectos a consideración del Embajador Estadounidense para su aprobación o rechazo, llegando al límite de disculparse en algunas ocasiones y modificar sus iniciativas en otras.
Nisman desde 1997 fue Fiscal de la Causa y presentó la misma por primera vez a la Justicia con la hipótesis de la Conexión Local, que sostenía que la responsabilidad del atentado era de la maldita Policía Bonaerense y Telleldín, causa que en 2004 fue anulada por que la SIDE pagó ilegalmente a Telleldín 400.000 U$D para que éste acuse a los Policías Bonaerenses. Luego se pegó total y definitivamente a Stiuso con quien venía trabajando desde varios años antes sin poder mantenerse al margen de la fuerte interna que “Jaime” tenía en la SIDE con el grupo denominado Patria. Comenzaban así una nueva etapa de la vergonzante investigación judicial Argentina, la causa AMIA, se afianzó la dupla Nisman-Stiuso con la única hipótesis de la Pista Iraní, lo que alegró a la Embajada de EEUU, a la CÍA y al Senado del País dominante en el mundo que votó para brindar sus felicitaciones al Fiscal Argentino por dirigir su hipótesis responsabilizando a Irán y a Hezbolá por el atentado del 18 de Julio de 1994.

Comentarios

comentar