Messi ¿se activó el gen Argento?, por Juan Balois Pardo

1605

En 1998, poco antes del mundial los jugadores de la selección liderados por el Cholo Simeone se plantaron ante la prensa y comunicaron algo similar a lo vivido anoche después del triunfo 3 a 0 sobre Colombia, en esa ocasión una noticia similar a la difundida sobre el Pocho Lavezzi, golpeaba a la Brujita Verón. Varias situaciones de malestar con la prensa Argentina tuvo el equipo nacional liderado entonces por el gran ídolo popular Diego Maradona, basta citar el emblemático y recordado …“que la chupen”…
La personalidad de Lio no se caracterizó en todos estos años de records rotos por su firmeza y liderazgo, por el contrario, el joven sumiso, de pocas palabras, de declaraciones diplomáticas expresadas mirando para otro lado, fue comparado permanentemente con “El Diego”, no solo en lo estrictamente futbolístico, sino también en lo actitudinal. Reconozco que a mí no me agrada la personalidad de Maradona, pero la idiosincrasia “Argenta” tiene mucho de Caudillismos, uno de los principales “valores” que la historia que me enseñaron en la escuela caracterizaba de “Caudillos” a varios de nuestros próceres.
El pasado mundial generó una nueva grieta en la Argentina, a un lado de ella los que entendemos que es un elogiable mérito jugar tres finales en tres años, y al otro lado los que califican esto de fracaso, no estoy de acuerdo con lo que considero excesos de muchos periodistas, me refiero a las expresiones desmedidas, agraviantes, ofensivas que a modo de catarsis, por la incapacidad de tolerar la propia frustración del barra que llevan adentro, han hecho públicas muchos comunicadores que adhieren al estilo detractor, ese de … perros, muertos, ladrones, que se vayan todos Messi, Mascherano y bla, bla ….
Lio sufrió mucho la derrota con Alemania, soñaba con esa copa, inmediatamente declaró “ya está”, “ se acabó la selección para mi”, no fue una decisión, fue una reacción , y creo yo que mucho tuvo que ver la tremenda presión que mete la mal llamada opinión pública Argentina ( a veces lo que suena fuerte no es lo que piensa la mayoría).
Empecé dando ejemplos futbolísticos casi idénticos de otras épocas, pero en lo sucedido ayer se dio algo especial, específicamente en la personalidad del Astro, percibo que hubo un “clic”, ¿se habrá activado en Messi el gen Argento?. Dijo que volvió porque sintió el cariño y reconocimiento de los Argentinos, se tiñó el pelo, se dejó crecer la barba roja, y aunque a algunos les parezca una pavada, lo que dijo al mostrar su nueva imagen es que conversó con su mujer y entendió que necesitaba símbolos para su nueva forma de afrontar la vida, recibió a Minguito, como lo hizo Maradona, y se lo vió mucho más suelto, obvio, diferente a Maradona, se lo vió simple, auténtico, pero fundamentalmente descomprimido.
Anoche Messi, el capitán, micrófono en mano, cruzado de brazos, delante del resto de las estrellas del equipo, los representó, los defendió de lo que siente como un ataque desmedido y nos dijo a su manera que están dolidos, y yo los entiendo, por más que seas rico o estrella, si en los medios, los pseudos profesionales del periodismo abusan con ofensas personales solo porque el equipo no logra el resultado que las expectativas indican, se da algo injusto, inadmisible, y lamento no haber escuchado la suficiente autocrítica del periodismo, esa que desde los medios se le reclama a todos, deportistas, políticos, etc. Sé que la medida no es sostenible, solo quieren manifestar que lejos de incentivarlos y ayudarlos a mejorar, esas actitudes les dolieron y quieren trazar una raya para poder seguir adelante alivianando esa mochila, son los periodistas los que estudiaron para interpretar estas situaciones, se supone que tienen formación para recapacitar y propender a que los despiadados dejen de serlo y se sumen al modelo de la crítica constructiva, sería lo mejor, ahora, Leonel dijo “ nos van a seguir matando”, y se lo sintió convencido de ello; Messi, con restos de tintura en su cabello, una larga barba roja, su mirada al frente y cruzado de brazos marcó un punto de infección, que ya estaba decidido, fuera cual fuera el resultado, así lo anunció la prensa antes del partido, pero como si la diosa fortuna lo estuviera escoltando lo hizo apuntalado por el reciente y contundente tres a cero, resultado de una actuación en la que fue descollante y determinante, que logró que quien lo siga cuestionando como el mejor jugador del equipo sea considerado un marciano, metió un golazo y dos asistencias, gritó el primero, el suyo, con fiereza, con bronca acumulada, abrazó fuerte y con los ojos cerrados a Prato en su gol y le dijo, viste…, viste… a Di María, cuando después de una prepeada a lo Juan Moreyra le entregó el tercer gol al “Fideo”. Presiento, percibo, me parece mis amigos, que en Leonel Messi, se activó el GEN “ARGENTO”.

seleccion-argentina-1998
Selección Argentina en el Mundial de 1998
seleccion-argentina-prensa
Selección Argentina eliminatorias para el Mundial 2018 en Rusia

Firma: Juan Balois Pardo

Comentarios

comentar