Jorge Soloaga en Cañadón Seco encabezó a mediodía el acto de conmemoración del centésimo aniversario de la soberanía popular, en el marco de la vuelta a la democracia, del Bicentenario de la Patria y como cierre de las distintas actividades que se desarrollaron durante todo el mes.

Tomaron parte del mismo los senadores nacionales, María Ester Labado y Alfredo Martínez;  la jefa comunal de Jaramillo – Fitz Roy, Ana María Urricelqui el diputado provincial Gerardo Terraz militantes del PJ y de la UCR, entre otros invitados especiales y cientos de vecinos en general.

En primer lugar se entonaron las estrofas del Himno Nacional, seguido de un minuto de silencio por la memoria a los presidentes democráticos que fueron grandes exponentes de la política Argentina.

Luego de ello, se realizó el descubrimiento del monolito en conmemoración a Juan Galand, hijo de pioneros y primer abanderado de la Escuela Primaria Nº23 “26 de Junio”, cuyo nombre lleva el bulevar ubicado frente a la institución educativa, sobre la calle Caimancito.

Tras ello, se dio lectura al mensaje de salutación y beneplácito por la obra en homenaje a la Soberanía Popular y a los dos referentes centrales de la vida institucional argentina que hizo llegar el presidente de la UCR de la provincia de Buenos Aires e hijo del Dr Raúl Alfonsín, Ricardo Alfonsín, luego también la Resolución 1.389, mediante la cual se determinó emplazar en dicho bulevar los bustos de los ex presidentes de la Nación, Juan Domingo Perón y Raúl Ricardo Alfonsín, como así también el monolito denominando en su conjunto “Monumento a la Soberanía Popular”.

El descubrimiento de las esculturas fue realizado por el jefe comunal, los senadores nacionales y la soberana, quienes además colocaron una ofrenda floral, al igual que la presidente comunal de Jaramillo y Fitz Roy Ana María Urricelqui.

Luego hizo uso de la palabra la soberana de Cañadón Seco Florencia Choqui quién resaltó la decisión de emplazar este monumento con las figuras de Juan Perón y Raúl Alfonsín como algo muy importante » es un paso transgresor que se da aquí para que nunca más tengamos gobiernos de facto en la Argentina».

“PATRIA, PAZ Y PAN”

Al hacer uso de la palabra, Soloaga agradeció la presencia de personalidades políticas nacionales como los senadores Alfredo Martínez (UCR) y María Ester Labado (PJ) y de dirigentes, legisladores y militantes políticos de distintos partidos y resaltó “el significado fundamental de la soberanía popular y la recuperación de la democracia hace 33 años en aquel momento aniquilada por las dictaduras infames que asolaron la vida institucional de los argentinos”.

En ese sentido, indicó como elemento fundamental lo señalado por “aquellos pibes de FORJA quienes levantaron consignas memorables después del derrocamiento armado al gobierno de Hipólito Irigoyen de patria, pan, paz y poder al pueblo, pibes que se sumaron luego al gran movimiento de masas que nacía aquel 17 de octubre histórico de 1945, octubre, un mes que nos llena de acontecimientos trascendentes a los argentinos”.

Recordó que “el 6 de octubre de 1916 se produjo el nacimiento de la soberanía popular, en tanto que el 17 de octubre se conmovió al país y el mundo para recuperar a un líder político como fue Perón”, el 30 de octubre el pueblo recupera la democracia y designa con su mandato al Doctor Raúl Alfonsín presidente de todos los argentinos. El jefe comunal sostuvo que “este monumento viene a representar y referenciar el abrazo histórico entre Perón y Ricardo Balbín (conductor de la Unión Cívica Radical). Por eso decimos que no es un capricho arquitectónico que hayan brazos que se abren bajo estos bustos. Están de frente, se buscan en ese abrazo que nos enseñaron Perón y Balbín, el cual debe ser replicado por todos los argentinos”.

Finalmente manifestó que también se fundamenta en aquel mensaje categórico de Juan Domingo Perón “primero está la Patria después el movimiento y por último los hombres y eso tiene que ver con el objetivo máximo de ir por la dignidad de los hombres y mujeres que en la patria habitan. Con la democracia se come, se cura y se educa, decía Raúl Alfonsín, reivindicar esos derechos es deber de quienes tenemos responsabilidades institucionales para que en la argentina nunca más haya un gobierno de facto”.

“Sin soberanía popular no hay soberanía política no hay posibilidades de emancipación de los pueblos, no hay justicia social, ni autonomía económica, no existe posibilidad alguna de  desarrollo, crecimiento y transformación de ningún pueblo”, concluyó.

????????????????????????????????????

 

????????????????????????????????????????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

Comentarios

comentar