Tribunal de Cuentas actuará contra los responsables de millonaria derrota ante Termap

2087

 

La semana pasada se publicó, de forma exclusiva, los alcances del fallo de la Cámara de Apelaciones, que el 22 de septiembre ratificó la sentencia de primera instancia con la que el juez Civil Horacio Isla determinó la derrota del municipio en un juicio que había iniciado contra la empresa de Terminales Marítimas Patagónicas S.A., por no tributar una “tasa de servidumbre”.

Esa deuda fue estimada por la Municipalidad en unos $360 millones, pero la boleta fue confeccionada con errores burdos pero no menos insalvables que determinaron que la comuna perdiese y ahora tenga que hacerse cargo de las costas, es decir los honorarios de los letrados que, se supone, estarían en el orden del 10% del monto reclamado, es decir unos 40 millones de pesos.

Fuentes del Tribunal de Cuentas se mostraron consustanciadas con el caso y explicaron lo que, incluso la actual gestión de Cambiemos, encabezada por Facundo Prades no hizo en un escueto comunicado de prensa que emitió a comienzos de semana, elaborado con varios párrafos de la nota publicada por este diario (Tiempo Sur).

Según dijeron las fuentes, la ciudad del Gorosito pierde el juicio de apremio porque el título, es decir la boleta, está mal confeccionada.

Empero, esto no significa que la Municipalidad de Caleta Olivia haya perdido su derecho a reclamar por la cuestión de fondo, es decir por esos $360 millones que estima en “tasa de servidumbre” adeudada por la empresa.

“Acá hay una cadena de responsabilidades que comienzan con quien confeccionó la boleta en el área de Rentas, el Intendente, el Secretario de Hacienda, quien la firmó y quien dio la orden de que se inicie el juicio” indicaron, asegurando que en esa cadena de tropiezos el último eslabón son los abogados.

De forma oficial, la administración de Prades ya adelantó que apelará el fallo ante el Tribunal Superior de Justicia, aunque hay quienes sostienen que es poco probable que este organismo tome intervención.

Una vez presentada la liquidación en el juzgado, la comuna debería impugnarla y el expediente va a ir nuevamente a Cámara. “Lo que está claro es que esos millones en costas se pierden claramente por negligencia”, indicaron luego.

Para que el Tribunal de Cuentas interceda, primero se deben determinar exactamente las costas y la regulación de honorarios. Recién cuando el municipio se vea obligado a tener que pagar, ahí el organismo de control de cuentas iniciará los juicios llamados juicios administrativos de responsabilidad correspondientes.

Ahí se determina quienes actuaron en todo el proceso que determinó, por impericia, una derrota judicial tan absurda que le hizo perder a la comuna tanto dinero. Empero “el municipio, tiene por su parte, facultades si así lo desea, de iniciarle juicio por daños y perjuicios a sus propios abogados”.

Durante la gestión de José Córdoba, el Intendente ordenó un reclamo judicial contra Termap por unos $360 millones por pago de tasa de servidumbre.

El Juzgado de Islas inició el expediente y dio curso pero sucede que en donde, por ejemplo, debía decir “trescientos sesenta millones”, se leía “trescientos sesenta mil millones” o en donde se fechaba 2015, se leía 2050.

Esos errores en la boleta habilitaron al magistrado a dar por perdida la demanda del municipio, y es por ello que se comenzó con la regulación de los honorarios de los letrados intervinientes que, entendiendo que serán proporcionales al reclamo, alcanzarían los 40 millones de pesos.

La medida de Isla fue apelada por la gestión de Prades, pero la Cámara de Apelaciones no le dio la razón.

Fuente Tiempo Sur

Comentarios

comentar