Comuna caletense fue a juicio con Termap pero redactó mal el reclamo y perdió $40 millones

3893

Cuando se hizo el traspaso de gobierno, José Córdoba aseguró a su sucesor, Facundo Prades, que con los fondos del juicio iba a tener un año tranquilo, pero redactaron mal la presentación judicial y perdieron, por lo que ahora la comuna deberá afrontar las costas por unos $ 40 millones. Apelaciones ratificó el duro revés.

Según el fallo de la Cámara de Apelaciones que confirma la decisión de primera instancia, que en abril de este año dijo que la Municipalidad perdió el juicio que había iniciado contra la terminal marítima por la que sale el crudo de la zona norte.

“Los fondos de 360 millones de Termap van a llegar para poder tener los recursos para oxigenar la economía de la Municipalidad”, fue la frase de José Córdoba al momento de reunirse con Facundo Prades para realizar el traspaso de Gobierno comunal.

El reclamo de la comuna contra la empresa Terminales Marítimas Patagónicas S.A. surgió por la presunta falta de pago de una tasa de “servidumbre” que tiene vigencia por ordenanza desde hace unos siete años aproximadamente. Si la empresa almacenadora de petróleo (formada por capitales de las operadoras petroleras YPF, SINOPEC y PAE) accedía a abonar esa deuda impositiva, ingresarían a las arcas municipales cerca de 360 millones de pesos.

Se suponía que los fondos reclamados a la empresa, iban a representar tranquilidad para el pago de seis meses de la totalidad de los salarios municipales.

Este año,  el juez de Primera Instancia Nº 1 en lo Civil, Comercial, de Familia y de Minería de la ciudad del Gorosito, Horacio Isla, determinó un duro revés para la comuna, en función de sendos errores en la presentación judicial que hicieron los ex abogados del municipio.

Con el reclamo de unos $360 millones por pago de tasa de servidumbre, el Juzgado inicia el expediente y da curso a su tramitación pero sucede que, en donde por ejemplo debía decir “trescientos sesenta millones”, se leía “trescientos sesenta mil millones” o en donde se fechaba 2015, se leía 2050.

Esos errores en la boleta habilitaron al magistrado a dar por perdida la demanda del municipio, y es por ello que se comenzó con la regulación de los honorarios de los letrados intervinientes que, entendiendo que serán proporcionales al reclamo, alcanzarían los 40 millones de pesos.

La medida de Isla fue apelada por la gestión de Prades, pero la Cámara de Apelaciones, en su fallo del 22 de septiembre, les dijo que no tienen razón y por ende, los condena a pagar las costas, valuadas en el 10% del reclamo, es decir unos 40 millones de pesos.

Fuente:Tiempo Sur

Comentarios

comentar