En Pymes «El Foro, una historia de Lomitos»

2809

María Hilda Mansilla, de la tradicional Confitería El Foro que desde el año 1973 forma parte de la vida de la ciudad, fue la invitada de Pymes, Producción y Servicios.

Hilda acompañada de Carlos, hijo de Carlos Omar Villaroel el recordado iniciador del proyecto astronómico, que es tan reconocido por sus renombrados “Lomitos”.

Como siempre la reseña de su llegada a Caleta Olivia fue el motivo del inicio de la charla “llegamos desde Chile Chico, con un señor de apellido Chávez, que llego con una carta de mi padre que vengamos con ese señor, con mi mama y mis 5 hermanos”.

El viaje fue en el Transporte Andino, y “desde Los Antiguos a Caleta fueron dos días de viaje por el estado de los caminos, en Enero del 61 fue nuestra llegada, cuando llegamos y pasamos por Truncado eran ramas, bolsas de cemento y plástico”.

“Cuando llegamos el hotel donde estaba cerca de la Comisaría (“El Ciclón” de Rosa y Valentín Sánchez), ahí paraba el transporte, me baje y un viento que me tiro contra la pared, mi papa nos llevo al Hotel de don Alfonso Higuera”.

Hilda recuerda de su llegada algunos comercios de esa época “había una Farmacia chiquita Atlántica, La Anónima a la vuelta de la Ibérica, al lado un local chiquitito que estaba Rolando Quintero que hacia publicidad con un parlante a las 10 de la mañana con la marcha de San Lorenzo”.

En esos tiempos se “empezó a armar Caleta, vivimos 6 meses en el centro en un edificio abandonado (frente a la Esc. Nº 69), pedimos un terreno, para no nos daban, y un amigo de mi padre lo llevo a su terreno en Avda. Perón, Bº Gral. Paz, y después nos dieron los terrenos cerca donde esta Novosel”.

Hilda recuerda como conoció a su compañero de la vida “A Omar lo conocí cuando tenia 15 años, el trabajaba en el hotel Avenida como mozo, lo conoció mi mama primero, paso como un año, y de ahí nunca nos separamos, empezamos siendo amigos, no había noviazgo porque mi mama no lo permitía, no había permiso yo tenia 16 años”.

Hilda viaja por el tiempo y recuerda de esa Caleta “empezaron abrirse mas comercios, a joyería y venta de música, casa Robert, eran muy amigos porque don Roberto del Barrio trabajabade vendedor y se quedaba en el hotel Avenida y ahí se conoció con Omar, que le daba una porción de postre mas de queso y dulce para don Roberto”.

El casamiento de Hilda y Omar se realizo en el año 1970 y muy pronto fue llegando la posibilidad de manejar el Foro “El comienzo es como confitería, vendiendo sándwich de miga, todas las variedades de cosas dulces, Omar se iba a la Panadería «La Ideal» de Comodoro y traía masas,  tortas y las mercaderías dulces”.

Las cosas saladas venían de Buenos Aires en avión “viajamos al aeropuerto a buscar los productos una vez a la semana”.

En el comercio “teníamos la mesa de los abogados, de martes a sábados iban a tomar a café a la mañana, a la tarde se juntaban pedían comidas especiales, empanadas, cazuelas, y cuando trajimos los Hottys, era todo una novedad”.

El emprendimiento en la Galería se fue agrandando “estaba Seguros Patria de Don Emilio Barboza, ahí lo quisimos agrandar, antes era de Francisco Argañaraz, Omar seguía siendo empleado de él, ellos vendieron el Restaurant Royal, en el año 80 quedamos dueños del El Foro, porque Don Pancho no quería que Omar se quede sin trabajo, y ellos se fueron a vivir a Buenos Aires”.

Abríamos a las 7 de la mañana, los alumnos pasaban y los padres les podían dar dinero a los chicos para desayunar, o volvían al mediodía a comer, se hacían pizzas, Carlitos tostados, y empezó a ir gente mas grande, y pedir lomitos, sándwich de pollo y fuimos dejando de lado las cosas dulces”.

“Donde esta El Foro ahora, era de la Sra Numan de Freile, esposa de Donato Freile, tenia una boutique de bebes, en ese local se hizo el Foro tenia banquetas a los costados y sacamos mesitas afuera”.

Todos los jóvenes estudiantes eran los primeros clientes, hoy se encuentra gente que dice “pensar que mi juventud era en El Foro, que linda era la vida antes”.

Los propios clientes nos decían “que vaya sacando el dulce, querían mas cosas saladas, venían muchos contingentes de afuera, cuando venían hacer deportes, los sábados y domingos los teníamos en el Foro”.

El lomito de El Foro se hace famoso por los mismos clientes “que de generación a generación transmiten, y vuelven con sus hijos, gente que lo recomienda en los transportes, la gente de los hoteles también”.

Doña Hilda no da muchos detalles sobre la formula mágica “yo exclusivamente hago el lomito, siempre lo hice yo, todo fresco, no hay nada cocinado, el que sabe comer sabe esperar”.

Hilda lleva “40 años haciendo lomitos, la receta del lomo, no la van a poder hacer, a varias personas la piden, les doy la receta y no puedan hacerla, no sale igual“.

Por su parte Carlos comenta acerca de El Foro “siempre acompañando y después empecé atender las mesas, como a los 18 años, a los cafeteros, la mesa de café, que siguen las discusiones de política en las mesas, de todos los doctores, abogados, arquitectos, se sigue hablando y discutiendo, estudie Maestro Mayor de Obras en el EICO y sigo ayudando a la noche”.

Hilda hoy esta haciendo una atención personalizada “al mediodía hago de moza, y lo preparamos  en la cocina”.

Carlos expresa sobre el ejemplo de sus padres “son terribles laburantes, me inculcaron de chiquitito, se aprende el ritmo de vida y lo seguimos, hay que acompañarla hasta que ella quiera trabajar”.

Hilda valora mucho la compañía de su hijo “Carlos tiene muchos amigos, pero nunca salio a una fiesta con los amigos, hizo mucho deporte, jugo voley, handbal, viajaba y decía cuando venia “cuando nos vamos de vacaciones”, y Omar le contestaba “viajaste todo el año y se quiere ir de vacaciones”.

Carlos recuerda que “en la organización siempre mi padre atendía las mesas y mi madre la cocina, mi padre siempre inculcando como atender a la gente”.

Hilda por su parte reconocía la labor de su compañero “Omar era un gran mozo, trabajo mucho años con Argañaraz Pancho en la parrilla Avenida, él llego solo con la mama que también trabaja, con dos hermanos mas, siempre decía que no quería tener mas hijos, porque había sufrido mucho y no quería que nadie sufriera”.

“Una vez Carlos se fue a trabajar a Astra y Omar se enojo, entro en estado de depresión por eso, no queria que su hijo tenga patrón, que se maneje solo y que nadie lo mande”.

A Don Omar le gustaba mucho el deporte “le gustaba mucho el fútbol era socio de Estrella Norte, con Villegas y Cacho Torres, empezaron con el club, le gustaba el boxeo, falleció hace 14 años”.

Su fallecimiento implico rearmar el emprendimiento familiar, Hilda expresa “salí adelante, nada de estado depresivo, solo acortamos las horas de trabajo, antes abríamos a las 7 y ahora a las 10, es lindo trabajar pero hay que descansar y tener espacio para la familia”.

Antes se trabajaba mucho, durante años, tuvimos desde las 7 a las 01 de la noche, no se descansaba, mucho trabajo, se atendía mucha gente”.

Recuerda Hilda que en esos tiempos de auge comercial “no guardaba plata en el banco, tanto que cuando compramos un Fiat 600 0 km, pagamos al contado el autito, y en la bolsita había para pagar el auto, fuimos en colectivo y hace un mes que estaba el auto en Comodoro”.

En la Economía del negocio se pagaba “las cuentas del día y el resto iba a la bolsita que teníamos en el ropero”.

Hilda recuerda con afecto haber trabajado en la casa del Dr Grau en su juventud.

La franquicia de Hottys la consiguió Argañaraz “ellos se encargaron de conseguir todo, era una Hamburguesa se hacia con jamón, queso, cebolla, huevo y se sellaba, otras especialidad era de jamón, queso, choclo en crema y huevo, se sellaba y el tostado jamón y queso y se sellaba”

Y un día un cliente nos dice si “le pones un lomito en vez de la hamburguesa, y si le pones pan” y con eso nació el Lomito.

“Las maquinarias las compro don Pancho y desde Bahía Blanca vinieron a instalarlas “no las quiero vender, de Comodoro quieren comprarlas, en Mar del Plata ví las maquinas de Hottys pero son carísimas, tenemos mucha plata ahí”.

La Franquicia la tuvimos hasta que falleció Gastón mi hermano que también hacia de mozo.

Sobre como prosigue el emprendimiento comercial en estos tiempos “trabajare hasta cuando diga basta, se pone muy feo para tener negocio, esta feo para alquilar, hay días que no se vende nada, a la noche algo se mueve, perjudico mucho los retrasos de pago de los municipales”.

Seguiré hasta que el físico diga basta, me siento bien, tengo contrato de alquiler para seguir en El Foro hasta el 2018 pero si no se mejora, me voy a mi casa y seguiré haciendo lomitos desde mi casa, salen mucho pedido desde domicilios, hacen reuniones y hacen pedidos, a la hora que sea hasta las 12 de la noche, sale mucho el pedido”.

Hilda también tiene sueños “me gusta mucho Mar del Plata, voy siempre de vacaciones ahí y me gustan las confiterías y me dan ganas de trabajar ahí, vamos desde que Carlos tiene 7 años, siempre nos vamos juntos de vacaciones con su familia”.

En el final Carlos agradeció “a los lindos clientes que son muchos, si lo nombro me voy a quedar corto, agradecer de poder acompañarla a ella, sin ellos El Foro no hubiera seguido”.

Hilda expresa en sus palabras solo expresiones de gratitud “le agradezco a Caleta Olivia, todo lo que tengo es gracias a la gente de Caleta, lo que tengo es porque le dejaron a mi marido y lo que tengo es por mi hijo, y agradezco a los que recomiendan, siempre los voy atender bien y que se lleven lo mejor de El Foro”.



pymes-el-foro-44pymes-el-foro-41pymes-el-foro-39pymes-el-foro-32pymes-el-foro-31pymes-el-foro-30pymes-el-foro-27pymes-el-foro-25pymes-el-foro-52pymes-el-foro-23pymes-el-foro-65pymes-el-foro-19pymes-el-foro-20pymes-el-foro-21pymes-el-foro-22pymes-el-foro-17pymes-el-foro-53pymes-el-foro-15pymes-el-foro-11pymes-el-foro-13pymes-el-foro-10pymes-el-foro-8pymes-el-foro-6pymes-el-foro-5pymes-el-foro-4pymes-el-foro-3pymes-el-foro-49pymes-el-foro-1

Comentarios

comentar