El senador Alfredo Martínez acompaña el proyecto de ley que propone crear la Oficina de Acceso a la Información Pública del Congreso de la Nación. El mismo será un organismo descentralizado del parlamento, que deberá velar por el cumplimiento de los principios y procedimientos para el efectivo ejercicio del derecho de acceso a la información pública, y que promoverá medidas de transparencia activa.

En los fundamentos, se remarca que al acceso a la información es un derecho humano por el cual toda persona posee la “libertad de buscar, recibir, acceder y difundir informaciones sin interferencias de las autoridades públicas, previa censura ni restricciones indirectas por el abuso de controles oficiales, y sin necesidad de expresar la causa que motive su ejercicio”.

La iniciativa impulsada por la senadora Silvia Elías de Pérez, se destaca que la información pertenece a los ciudadanos, es decir, no es de propiedad del Estado, y su acceso no debe ser un favor por parte del gobierno. Por lo tanto, es necesaria la existencia de instrumentos que garanticen el adecuado acceso a la información, para incrementar la transparencia gubernamental y facilitar el control de las políticas públicas.

El senador Martínez, señaló que el acceso a la información pública funda la obligación por parte de los funcionarios de rendir cuentas de sus acciones ante los ciudadanos, y ante ello, los empleados estatales no pueden negar el acceso a la información o documentos que le pertenecen a los ciudadanos, porque son ellos quienes le delegaron a sus representantes, la administración de sus asuntos públicos.

En este sentido, el legislador de Santa Cruz, afirmó que es fundamental, la calidad y el alcance de la información que el Estado debe entregar para que el receptor de esa información, pueda ejercer un control social real, y así también dificultar la configuración de nichos de corrupción.

La Oficina de Acceso a la Información Pública será conducida por un Director General, que durará cinco años en el cargo, con posibilidad de ser reelegido por única vez.

El procedimiento de selección del director será abierto, público y transparente, que garantice la idoneidad del candidato, y se hará conforme al exigente procedimiento que será supervisado por una comisión bicameral.

Comentarios

comentar