El cura párroco de Caleta Olivia, Néstor Zubeldía, indicó que hace tres años cuando los Obispos hablaron sobre la droga “no exageraron”. El sacerdote Luis Bicego, de Los Antiguos, advirtió: “En cualquier población de Santa Cruz el problema es pandémico”.

El sacerdote indicó que “con distintos matices”, esta realidad existe en todo el país.

El consumo y tráfico de drogas sigue preocupando a la iglesia católica de Santa Cruz. Opinaron dos sacerdotes, uno de zona norte, el cura párroco Néstor Zubeldía; y su par, Luis Bicego, que ahora se encuentra en Los Antiguos desde marzo, pero que estuvo radicado en Las Heras durante 15 años.

“Todos los Obispos, cuando hace dos o tres años sacaron el documento sobre la droga quedó claro que no exageraron” dijo Zubeldía.

El sacerdote indicó que “con distintos matices” esta realidad existe en todo el país “con mayor o menor pobreza.Esto se ve en Tucumán, en otras provincias que tienen situación económica distinta”, precisó.

Mencionó que hace 20 años en La Pampa, en donde estuvo muchos años, trabajó “en la erradicación de las adicciones, y si bien la gente no negaba la problemática, ésta ya había llegado”.

Luego trazó un paralelismo cuando llegó a Caleta Olivia. “Ni bien llegué acá, en un bautismo en una situación que acababa de conocer a la familia, uno de sus integrantes me dijo que no hable de la droga porque tendría problemas, porque hubo curas con problemas, y eso es un tema complejo”, advirtió.

El sacerdote sostuvo que son demasiadas las dificultades que transmite al Obispo, como migraciones, problema de  agua, etc., pero que “seguro hablamos de las drogas que es uno de los temas de la gran lista de problemas de la ciudad”.

“Igual en todos lados”

“Todo el mundo comenta que hay drogas a patadas, y que es igual en todos lados (en Santa Cruz)”, opinó por su parte del cura Bicego.

Como ejemplo marcó el consumo de drogas en la Fiesta de la Cereza en Los Antiguos, pero además de resaltar el consumo en adolescentes y jóvenes, apuntó a los trabajadores petroleros.

“Cada vez hay más chicos que se drogan, y encima está la situación alarmante de la gente que trabaja en el petróleo que se droga. Si hablás con cualquier petrolero te lo va a decir”, precisó.

Dijo que este tema lo habló en varias oportunidades con el  Obispo, pero fustigó: “La solución del tema no es con los curas, sino que es de quienes nos gobiernan.Es un tema que nos preocupa y  no hace falta tener lentes especiales para ver esta problemática. En cualquier población de Santa Cruz el problema es pandémico. Los chicos dicen que se juntan para jugar al futbol, y a veces, es un pretexto para drogarse”, finalizó.

Fuente: Tiempo Sur

Comentarios

comentar