denuncia-prefecto-1El abuso es el segundo que se le adjudicó en un año al integrante de la Prefectura Naval Argentina, dado que enfrenta una denuncia en la Fiscalía de Puerto Madryn por un supuesto vejamen contra otra niña de 8 años. El acusado tiene 25 años, y tras ser detenido, fue trasladado a Caleta Olivia, donde quedó a disposición de la Justicia.

Tras la denuncia del año pasado en Madryn, el sujeto fue separado preventivamente de la Prefectura Naval Argentina, por lo que tuvo que entregar su placa y arma reglamentaria, pero continuaría cobrando la mitad del sueldo de prefecto dado que no fue dado de baja, en virtud que no ha pesa aún condena en su contra. El 3 de septiembre fue la última audiencia en Madryn por ese caso previo y ahora el acusado iría directamente a juicio oral, a más de un año y medio de haber cometido supuestamente el primer hecho.

A partir de lo ocurrido en Santa Cruz, se comenzó a realizar una exhaustiva averiguación de antecedentes del sujeto en Chaco, Puerto Madryn y Mar del Plata, donde habría sido acusado de un caso de violencia de género.

Cabe recordar que a principios de la semana pasada, una madre y su pareja denunciaron que su hija había sido abusada por un hombre, en un hecho ocurrido en Las Heras. La niña de 8 años habría sido abordada por un sujeto cuando se dirigía a un kiosco, quien la manoseó y luego fue perseguido y retenido por un familiar de la menor.

De acuerdo a lo mencionado por personas ligadas a la causa, el sujeto ya tendría antecedentes por delitos similares y uno de ellos habría sido cometido en la ciudad de Puerto Madryn durante el año pasado, cuando el individuo cumplía funciones como prefecto.

Según contó la damnificada, el sujeto se acercó cuando estaba por realizar una compra en un comercio y la llevó de la mano hacia una casa, donde habría tenido lugar el “manoseo”; luego, la niña fue encontrada por su padrastro, quien logró dar con el sospechoso en plena calle y reducirlo.

Al respecto, fuentes policiales confirmaron que la víctima había salido sola a realizar compras, alrededor de las 09:00, a un comercio ubicado a la vuelta de su casa, pero que la misma nunca habría regresado. Ante la preocupación, el padrastro se acercó al comercio denominado “El Pulgarcito” y consultó al vendedor si había visto a la pequeña, quien le relató que había visto pasar a una nena acompañada de un “muchacho alto”. De inmediato, los familiares salieron a buscar a la menor por la calle Irigoyen y, detrás de una escuela de dedicación especial, la encontraron llorando.

Entre sollozos, la niña indicó a su padrastro que el sujeto en cuestión la había llevado hasta una vivienda ubicada en el pasaje San Martin, y que luego de manosearla, la dejó en libertad.

En momentos en los que la familia trataba de ubicar la casa donde habrían llevado a la nena, desde el interior del vehículo en el que se desplazaban, la niña alcanzó a divisar al sujeto, luego de lo cual dio aviso a su padrastro, quien tras un forcejeo, logró reducir al hombre.

Seguidamente, personal policial de la Comisaría Primera acudió al lugar y detuvo al muchacho, a quien el padrastro de la nena había sindicado como principal sospechoso de habérsela llevado.

Con antecedentes en Madryn

El detenido es una persona de 25 años y trabajaría en una pizzería de la ciudad santacruceña, donde también se supo que es oriundo de la provincia del Chaco y que habría pertenecido a la Prefectura Naval Argentina, mientras vivía en Puerto Madryn. A su vez, durante el curso de 2015, también habría sido denunciado por abuso, a partir de un hecho cometido en Chubut.

Por el momento, la Justicia de Santa Cruz y los peritos especializados en abusos sexuales llevan adelante la investigación y las pericias del caso, de modo de poder corroborar que la persona en cuestión es quien, efectivamente, se llevó a la niña y la “manoseó”. Además, efectivos de la Policía investigan varios casos de acosos sufridos por mujeres en la vía pública, a fin de determinar si se trata de la misma persona denunciada por las damnificadas.

La menor fue contenida por los organismos correspondientes, mientras que desde la Policía llevan adelante una serie de procedimientos de rigor y averiguación de antecedentes en la provincia natal del detenido, así como también de Puerto Madryn, ciudad en la que aparentemente residió durante parte de 2015 y donde habría sido denunciado por un caso de abuso, cuando prestaba servicios como prefecto.

(Fuente: El diario de Madryn)

Comentarios

comentar