Así calificó el Secretario General de los Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral, José Llugdar, a la lamentable condición en la que encontró las instalaciones de la Sede Pico Truncado en los últimos días, en estado de abandono y con severos daños. Responsabilizó por ello a los integrantes de Comisión Directiva Rubén Collier y Ramón Barría, que negaron el acceso al Afiliado para disponer de sus instalaciones.

 

“Veo esto con mucho dolor. Anduve por el campo visitando a los compañeros y he recibido muchas inquietudes; primero que el SUM no lo podían alquilar los Afiliados ni tampoco el espacio de capacitación”, introdujo el dirigente, refiriéndose a su encuentro con Trabajadores de una empresa muy importante de Producción, la principal, que es Sinopec.

 

Y dijo que “los propios compañeros de la compañía nos preguntaban por qué razón no tenían acceso a las instalaciones, si como Comisión Directiva se anunció que la construcción de esta Sede estaba direccionada a toda la gente y no a un grupo de unos pocos, muy selecto, que le han hecho incluso daños a las instalaciones y eso lo ha registrado la televisión local”.

 

“Primero, esta Sede está siendo monitoreada las 24 horas a través de un Centro de Monitoreo que la Institución posee en Comodoro Rivadavia, donde se controlan las Sedes de Caleta Olivia, Comodoro, etc. No es algo que me debiera molestar, hasta mi propia oficina en la entrada se monitorea las 24 hs. Realmente no tengo nada que esconder”, disparó Llugdar.

 

En cuanto a si se le pregunta por qué fueron hasta allí junto a los titulares de cada área del Gremio, estableció que no se tomó nada por asalto, sino que se llegó a tomar posesión de la instalación “porque como Secretario General y Presidente de la Mutual, soy responsable de esto ya que tenemos acá muchas cajas de las canastas del Programa ‘Compremos Juntos’ que las tenemos que entregar a todos los Afiliados”.

 

Reordenamiento de la Sede Truncado

 

“Aquí va a haber un miembro de Comisión en forma permanente”, dijo sobre la tarea que cumplirá en adelante en ese lugar el Secretario Administrativo Carlos Díaz. “Hasta el día 2 de octubre, gane quien gane y se quede quien se quede, esto lo vamos a seguir administrando como corresponde, porque no podemos tomar posesión total. Esto no es nuestro únicamente, hay Afiliados, gente, familias a quienes les pertenece”, agregó.

 

Llugdar señaló que “la gente de Pico Truncado me conoce, he largado la licitación y el proceso de construcción de este edificio, yo mismo lo he inaugurado personalmente a fines del año pasado”, acompañado por la mayoría de los miembros de Comisión Directiva: el Adjunto Luis Villegas, el Gremial José Uribe, el Tesorero Daniel Mancuello, el Administrativo Díaz, el de Acción Social Elvio Pena y el de Prensa y Propaganda David Klappenbach.

 

“Acá los únicos que faltan no son los miembros titulares de una Secretaría, son Vocales y la decisión política que hayan tomado la respeto, pero esto no es un lugar para unos pocos. Este es un lugar para todos los Trabajadores y aprovecho a decirles a ellos que esto queda regularizado y a partir de ahora queda a cargo un miembro de Comisión Directiva, y la Sede va a quedar abierta a cualquier Trabajador que necesite las instalaciones o el SUM, dándosele cobertura para lo que necesiten y también se los atenderá sobre cualquier tipo de inquietudes o, lo mismo que a los Socios de la Mutual, que podrán retirar aquí su Canasta Jerárquica, que es muy importante y en la misma estamos brindando un beneficio a los Trabajadores”, amplió el líder sindical.

 

Los actos vandálicos

 

Llugdar dijo que los hechos que se vislumbraron el lunes en la Sede tienen un único responsable: “es el miembro de Comisión Directiva que estaba al frente de esto, el compañero Ramón Barría, que lo dejó librado a un grupo de Trabajadores que no son miembros de Comisión como el caso de Alberto Benítez, que ni siquiera es Delegado y estaba a cargo de esto”.

 

“Vine la semana pasada, solo, y me dio mucha pena ver los cables cortados, las instalaciones dañadas del Centro de Monitoreo, y no dije nada entonces porque no había necesidad, pero aquí hay otra persona como Rubén Collier, que es de la ciudad de Pico Truncado, y la verdad me duele mucho porque no era necesario hacer estas cosas, más allá que hoy estemos en una contienda electoral. Las instalaciones de los Trabajadores son de todos y no de un grupo muy chico, en este caso los que pretenden hoy conducir esta Institución”, disparó.

 

Finalmente, fue terminante con los actores referidos: “así no se conduce un Gremio. Se equivocaron de Sindicato si pretenden conducir a través de la fuerza, dañando las instalaciones, tomando los vehículos, que no los quieren devolver a la Institución. El que cree que este es el camino, está totalmente errado”, cerró Llugdar.

Comentarios

comentar