Nación aportaría $928 mil por cada una de las 3 mil casas para Santa Cruz

3171

Las 3 mil casas que esperan el apto técnico para que el IDUV llame a licitación, serán financiadas en un 70% por Nación y un 30% aportará la Provincia. En tanto que las comunas donan la tierra. Río Gallegos sería beneficiada con más de 300 casas.

El programa para ejecutar 3 mil viviendas en Santa Cruz sigue en franco avance y finalizando la etapa de adquisición de las tierras que deben donar los municipios a la provincia.

Tal como informáramos esta semana, se trata del Plan de “Construcción de Viviendas, Urbanización de Barrios Vulnerables y Mejoramiento del Hábitat” que el 18 de mayo firmaron el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y la gobernadora Alicia Kirchner en la provincia de Córdoba. Allí las partes convinieron en que la solución al problema habitacional de sectores vulnerables se da con la llegada de infraestructura básica, regularización dominial y fortalecimiento comunitario. Y para ello se acordó la realización de un compendio de casas para “la transformación físico social en la Provincia de Santa Cruz”.

Serán unas 325 para Río Gallegos

Según pudo conocer TiempoSur ayer, las 3 mil casas deberían ejecutarse en cuatro etapas. La primera establecía que para 2016 deberían iniciarse los llamados a licitación para las primeras 746 en todo el terruño.

Del total de viviendas se conoce que, por ejemplo, están confirmadas unas 200 para Las Heras, mientras que este medio pudo corroborar ayer que el IDUV planea llevar adelante la construcción de unas 325 respuestas habitacionales para Río Gallegos.

De concretarse, en los próximos años debería darse una descompresión natural de aquellos que hoy pujan en el marcado inmobiliario cada vez más alejado de la realidad económica santacruceña. Ya que, vale sumar, en esta capital también deben avanzar las 250 viviendas del Programa Techo Digno que administra la Municipalidad con fondos que provee directamente la Nación, y en donde provincia no tiene injerencia alguna.

El IDUV, que preside Pablo Grasso, tiene en su poder todas las carpetas técnicas con la información relativa a la realidad de cada una de las localidades. Por cada una hay un compendio de información vinculada a cuál es el costo de la vivienda, cuál es la cantidad de casas a ejecutarse en ese municipio o comisión de fomento, qué modelo es el más adecuado, su infraestructura, etcétera.

Toda esta información fue oportunamente presentada por el propio Grasso en Capital Federal y hoy se esperan los aptos; es decir, en un primer paso la no objeción técnica y en una segunda instancia la no objeción financiera para entonces sí, dar inicio al proceso de llamados a licitación de las obras.

Cuando Nación firmó estos convenios habitacionales lo hizo con los gobernadores de todo el país. Empero hasta el momento se conoce que aparentemente estaría aprobado el financiamiento para Buenos Aires y Salta; dos distritos por demás afines al macrismo. Sin embargo, las autoridades del IDUV son optimistas en cuanto a que se espera que en alrededor de un mes comiencen a llegar los “ok” del poder central.

La donación de las comunas

De todas formas, no todo depende en esta etapa de Nación, sino también de la voluntad y celeridad con la que operen las comunas. Tal es así que recién ayer el propio Grasso y el intendente José María Carambia firmaron la cesión de tierras para la construcción de las 200 casas.

Pero aún falta que haga lo propio El Calafate, 28 de Noviembre y Pico Truncado, donde su intendente, el socialista de Cambiemos, Omar Fernández, envió una  nota al Instituto para asegurar que la cosa estaba encaminada pero que dependía del Concejo Deliberante.

Es que, por imperio de la Ley 55 (Orgánica de las Municipalidades) todo lo inherente al control de la tierra pública debe ser aprobado por los ediles. Meses atrás todos los intendentes, diputados, municipios, secretarios de Obras Públicas, y presidentes de los concejos deliberantes recibieron el pedido de donación de tierras por parte del IDIV.

Del financiamiento

El sistema para financiar las 3 mil casas en Santa Cruz es de un 70/30. A esto se llama” sistema semáforo” del FONAVI. Esto significa que la Nación aportará aproximadamente 298 mil pesos por cada unidad habitacional y el 30% restante por la provincia, que incluye allí el 20% que se destinará a los servicios.

Este punto es clave: No se podrán entregar casas sin conexiones de gas, luz, agua o cloacas.  Y para ello, las comunas deberán ofrecer sus tierras con servicios,  o bien con los puntos de conexión lo más cercanos posibles.

Asimismo, este medio pudo conocer que además de las 3 mil casas se proyecta otro paquete para personas de escasos recursos que serán financiadas íntegramente por la provincia.

Precisamente ayer, tras rúbricar el convenio de donación de tierras por parte de Las Heras, Grasso dijo que ya “estamos comenzando las gestiones para el loteo de los terrenos” de las viviendas que se van a construir en cuatro años. “Lo que buscamos junto al Intendente es una planificación integral, que mire a largo plazo y que involucre a las tres áreas, nación, provincia y municipio”.

El titular del IDUV ratificó así que el poder central “nos financia $928 mil, de cada vivienda. Eso es lo que tenemos para iniciar y finalizar la casa. Un 20% de ese valor corresponde a los servicios”. Por ello es importante que estos no queden lejos porque sino “no vamos a poder llegar”, porque “Nación no va a poner dinero en viviendas sin servicios”, advirtió.

 

Comentarios

comentar