CTA-Santa-CruzrCTA de Santa Cruz  RECHAZA Y DENUNCIA a  las  empresas  petroleras radicadas en nuestra Provincia que vienen maniobrando contra los trabajadores del sector. Claramente se demuestra  en las acciones de achicar costos, reducir salarios, disminuir  los puestos de trabajo, la anulación de derechos y la  aplicación de una  evidente “flexibilización  laboral”.

Oportunamente  amenazaron con producir 8000 despidos en la cuenca del golfo San Jorge, para luego avanzar en una llamada “reestructuración productiva” que implica la «multifunción» la cual consiste en que un trabajador realice diferentes tareas o funciones realizando en muchas oportunidades el trabajo dedos o más personas, la jubilación compulsiva, la reducción de la jornada laboral achicando los salarios al 50% y la anulación de una cantidad de cláusulas convencionales ligadas al modo de organización delos equipos de trabajo en el sector, lo que a su turno pone en riesgo la seguridad  y salubridad en el trabajo y la vida de los trabajadores (Trabajo nocturno, con viento, cantidad de operarios por equipo etc.)

Entendemos que toda esta reducción de costos, NO EXCLUYE despidos masivos y suspensiones singoce de haberes, que es la decisión que ha aplicado en primer momento la empresa San Antonio, enviolación de acuerdos y plazos fijados por la Resolución 365 del MTSS. Esta decisión violatoria de losacuerdos realizados con los gremios ha desatado medidas de fuerza en el norte de la provincia por partede los compañeros de esa empresa afectada.

San Antonio Internacional ha producido el despido de todo el cuerpo de delegados y de 40 obreros deCaleta Olivia más otros 8 de Las Heras, violando una vez más los acuerdos pactados.

Entretanto se sigue discutiendo la “reestructuración productiva” en el seno de una comisión en elMTSS. Este despido constituye claramente una práctica desleal por parte de esta empresa y unavasallamiento a la ley de asociaciones sindicales.

Sin embargo lo más importante es que se trata de un avance de despidos  y de una acción evidentemente “disciplinadora” que apunta a que todos los trabajadores petroleros terminen aceptando las variable de ajuste de las patronales sean los puestos de trabajo, los salarios y las condiciones  de trabajo de los compañeros.

La CTA a su vez denuncia que el gobierno Macrista de igual  forma que el anterior gobierno Kichnerista continua con la política de subsidiar el barril de petróleo, pagando 64 y 54 dólares el barril,respectivamente en boca de pozo, y con las naftas mucho más caras que en el mercado internacional.

Tanto el subsidio al precio en boca de pozo como el alto precio de los combustibles los pagamos todos los argentinos, en beneficio de los mismos grupos económicos empresariales que despiden y recortan derechos a los compañeros del sector petrolero.

El gobierno provincial se ha colocado del lado de las empresas dejando pasar los despidos y apurando los acuerdos de “flexibilización laboral” contra los compañeros.

 

Comentarios

comentar