Por el proyecto en la Ley de Tarjetas

El secretario general de la FESC, Daniel Cruces, resaltó las labores que realizó la senadora por Santa Cruz en la comisión que integra, para analizar y debatir con sus pares la iniciativa que plantea la reducción de las comisiones de las tarjetas del 3% al 1,5%.

“Consideramos que la participación de la senadora Labado en la comisión de Comercio e Industria, donde se presentó la iniciativa de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), fue crucial para analizar y debatir el proyecto de ley para reducir las comisiones de las tarjetas de crédito y débito, con el objeto de devolverle mayor competitividad a las PyMES. La representante de nuestra provincia en el Senado ha tenido en cuenta los beneficios que plantea este proyecto para los consumidores, que a su vez busca fortalecer los empleos en el sector mercantil y va en contra del abuso del sector financiero”, dijo Cruces.

En este sentido, Cruces, quien a su vez es vicepresidente regional Patagonia Sur de CAME, resaltó la comprensión y predisposición que tuvo Labado sobre los objetivos de reducir los actuales aranceles que las entidades bancarias cobran a los comercios para operar con tarjetas de crédito y débito.

“Por decisión del presidente de la Federación Económica, Guillermo Polke, me contacté con la senadora Labado gracias al contacto que nos iniciaron los colegas de la Cámara de Comercio de Caleta Olivia. En la charla pude explicarle los alcances del proyecto y que la iniciativa de la CAME es a favor de todos y no para un sector en especial. Está claro que la transferencia que hacen los comercios al sector financiero es excesiva y en nuestra provincia la situación comercial es extremadamente crítica y golpea a muchos comercios y PyMEs. Por ello, y en nombre del presidente Polke, hago público nuestro agradecimiento y respeto a la senadora Labado por haber escuchado y analizado la propuesta que le ha planteado nuestro sector”, afirmó Cruces.

Para la CAME, es necesario modificar el artículo 15 de la Ley N° 25.065, que fija las comisiones del 3% al 1,5% para pagos con tarjeta de crédito y débito, respectivamente, ya que la trasferencia de dinero de los comercios al sistema financiero es excesiva y afecta la competitividad de las empresas, sobre todo la de las PyMES.

Tarifas: el fallo de la Corte Suprema y las pymes

El presidente de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, afirmó que la decisión de la Corte Suprema de Justicia referida a las tarifas de gas ha sorprendido negativamente a las pequeñas y medianas empresas (PyMES), que se sienten desprotegidas frente a la arbitrariedad de aumentos tarifarios que en muchos casos pusieron en tela de juicio la supervivencia de miles de fuentes genuinas de trabajo.

En este sentido, indicó que “nadie discute la necesidad de actualizar tarifas absurdas. Pero en la coyuntura actual, donde se combinan caídas de ventas muy fuertes con presión de costos en todos los frentes y una carga fiscal inédita, los aumentos anunciados y replanteados significaron un golpe difícil de absorber por las PyMES. El ajuste tarifario brusco que se aplicó aumentó fuertemente los costos de producción de muchas empresas del comercio, la industria, los servicios y el agro, pero especialmente impactó sobre aquellas firmas donde la energía constituye uno de los principales costos, dejando a muchas al borde de la quiebra.

Además hay que poner en claro que los principales beneficiarios de las tarifas subsidiadas en la Argentina fueron los grupos concentrados. Y ahora las principales perjudicadas son las PyMES, a quienes, para sorpresa de todos, se las excluye de la decisión de frenar las subas y repensar un esquema de aumentos viable con la ecuación económica y financiera de la empresa.

En el momento económico actual de la Argentina sólo hay margen para una suba de tarifas gradual, donde los precios de agua, luz y gas se vayan sincerando en un periodo mínimo de dos años, que dé tiempo para que la economía y las empresas puedan ir recuperando su actividad y la inflación de costos se desacelere. En función de esta realidad, la CAME encaminará, donde corresponda, las medidas cautelares necesarias para defender la producción y el trabajo”.

Fuente La Opinión Austral

Comentarios

comentar