El operativo a cargo de la División de Investigaciones tuvo lugar en la vía pública y al momento de la detención portaba un cuchillo y marihuana. Además se realizaron dos allanamientos en el Barrio Los Pinos. También sigue detenido por el caso Leonardo Siares.

En el día de ayer en horas de la tarde personal de la División de Investigaciones de Caleta Olivia, en el marco de la investigación del delito de homicidio calificado en el cual resultara muerto Kevin Barrera días atrás, dispuestas por el Juzgado de Instrucción Nro. 1 de la ciudad de Caleta Olivia, procedió a la detención en la vía pública, más precisamente en calles Gobernador Gregores esquina Progreso López, de una persona mayor de edad de apellido Valdivia que tendría vinculación con el hecho.
El hombre permanece detenido a disposición de la Sede Judicial interviniente y en la requisa personal de este individuo la policía encontró de un arma blanca y sustancia estupefaciente (cannabis sativa) por lo que se dio intervención a la División Narcocriminalidad y al Juzgado Federal Local.
Fuentes policiales informaron que en la continuidad de las tareas investigativas también se llevaron a cabo dos allanamientos en dos viviendas del barrio Los Pinos de esta ciudad y como resultado se secuestraron elementos que pueden relacionarse con el hecho suscitado. Se debe destacar que colaboraron en el procedimiento personal de la Guardia de Infantería Local, quienes efectuaron la cobertura operativa en las diligencias.

Vale recordar que Kevin Barrera de 22 años fue asesinado el 10 de agosto en el barrio Los Pinos cuando recibió dos impactos de bala que le ocasionaron una lesión en el abdomen afectó la vena cava inferior y también hubo una lesión de intestino delgado y grueso aunque falleció por la lesión de los grandes vasos y tras agonizar varias horas en el hospital murió durante la tarde.
Ese día en un domicilio situado en el pasaje La Pampa la policía detuvo a un hombre de 31 años de edad quien la semana pasada fue trasladado al Juzgado de Instrucción N° 1, a cargo de Mario Albarrán, pero se negó a prestar declaración indagatoria. Se trata de Leonardo Siares, de 31 años pero en la casa donde se hizo el procedimiento no se halló ningún arma de fuego.

Comentarios

comentar