La ex Presidenta del Consejo Provincial de Educación, y actual presidenta del Honorable Tribunal Disciplinario, Profesora Marisa Oliva efectuó declaraciones en torno al envío a la Cámara de Diputados del Proyecto de Ley de Emergencia Educativa y Edilicia, que la Gobernadora solicitó sea debatido y trabajado en las comisiones correspondientes. “Lo que todos queremos es que los chicos puedan volver a la escuela”, definió agregando que «es una invitación a que toda la ciudadanía pueda opinar».

Marisa Oliva subrayó que la nueva normativa debe permitir “una transformación a favor de la educación”. “Es la propia gobernadora (Alicia Kirchner) quien manifiesta su preocupación –dijo- y cataloga a este momento como de crisis donde todos debemos juntarnos a efectos de ver cómo comenzamos a caminar en conjunto en pos de una mirada sobre la educación que es un bien y es, un derecho, donde se deberían dejar de lado las diferencias para empezar a buscar coincidencias y soluciones”, afirmó Oliva.
Asimismo remarcó: “la educación es un tema importante para todas las sociedades y para el desarrollo de los pueblos. La ciudadanía preparada podrá tener un potencial enorme para fortalecer la democracia, el desarrollo productivo, para fortalecerse individual, social y colectivamente; entonces me parece que esa es la invitación a decir lo que piensa cada uno”.
“Esta es una problemática donde se encuentran interrumpidos los procesos educativos y es por ello, que la gobernadora apunta a la continuidad de los procesos de aprendizaje que se han visto dificultados, los últimos años, por distintas causas. Entonces, algunas de esas causas fueron tomadas a la hora de elaborar el proyecto como por ejemplo: la cuestión edilicia, la celeridad de los trámites para poder realizar la cobertura de las vacantes docentes y si bien, considero que no están muy plasmado el tema de las ausencias; porque para que se produzca un hecho educativo también tenemos que solucionar el tema de las ausencias tanto de los docentes como también, de los alumnos”.
Marisa Oliva reconoció que se habla muy poco de los estudiantes que abandonan el sistema educativo: «esto es lo que denomino la deuda interna del sistema educativo; que son aquellos que por alguna razón u otra, no pudieron continuar estudiando, lo cual también debe ser una preocupación. Porque cuando hablamos de la educación y del derecho a la educación, estamos hablando de que es para toda la ciudadanía, para los niños, los jóvenes y los adultos”.
Asimismo, en cuanto a las voces que se escuchan en contra de esta determinación, opinó que “tendríamos que dialogar y convocarnos porque este es un proyecto que involucra a todos los actores de nuestra sociedad. Por ello, la corresponsabilidad que marca la Ley de Educación de la provincia de Santa Cruz, donde establece que el Estado tiene la responsabilidad de garantizar la Educación, pero que en el mismo proceso y en el hecho educativo, todos tenemos corresponsabilidades”.
“Creo que -amplió Oliva- los diputados como representantes del pueblo son los indicados para poder discutir y aportar. Disiento con aquellos que antes de darse la oportunidad de aportar salen a decir que no lo van a votar. Nos tenemos que centrar en la igualdad de oportunidades, inclusión e igualdad de derechos, no creo que en la Cámara de Diputados haya una ideología en contra de esa línea, por lo cual entiendo que todos deben aportar para la mejora de la situación educativa en nuestra provincia que viene siendo un problema acumulado en los últimos años. También es importante la participación e incorporación organizada de los padres tal como plantea el proyecto”.

“Es por ello que este proyecto debe garantizar una educación permanente. Todo puede estar enunciado en una ley, pero será letra muerta si no se discute cada uno de los puntos para poder viabilizar que el sistema funcione, para que los chicos estén en la escuela ya que ese es su mejor lugar y que todos los ciudadanos puedan acceder a la educación” analizó Oliva.
“Este es el punto de justificación por el cual entiendo se envía un proyecto de emergencia con dos parámetros temporales, uno es el de la urgencia y situación extraordinaria para poder reencauzar el desarrollo normal de un proceso interrumpido y además fortalecerlo. En este caso es dar las herramientas necesarias al Consejo Provincial de Educación para que todos los aspectos se puedan ordenar en función del tiempo disponible respecto del calendario escolar. El otro parámetro es a mediano y largo plazo para abordar en profundidad temas y problemas que hacen a la calidad educativa” concluyó la profesora.

Comentarios

comentar