La ciudad capital estuvo sin luz por casi 15 horas, pocas previsiones y poca claridad de parte de la empresa provincial de energía SPSE que dieron a una serie de controversias donde los únicos afectados fueron como siempre los usurarios domiciliarios y los comerciantes.

 

El corte de energía en Río Gallegos duró más de catorce horas. Con el problema producido a la madrugada, y con la luz re establecida pasada las seis de la tarde, los grandes perdedores en esta desidia fueron los comerciantes que no contaban con grupos autónomos de energía vieron como sus productos que debían mantener la cadena de frío. Lácteos, bebidas o helados se fueron deteriorando sin que ninguna autoridad responda, película ya repetida nadie se hace responsable.

 

 

 

A todo esto está tarde un referente del gremio de Luz y Fuerza en dialogó con un medio radial informó sobre el corte de luz que hubo en Río Gallegos, el que arrancó en horas de la madrugada y se prolongó por más de quince horas. En este marco manifestó que si bien el sindicato seguirá con retención de tereas por la falta de pago de la primera cuota del salario anual complementario, el corte no se debió a un sabotaje.

Comentarios

comentar