En Rio Gallegos, una abuela de 87 años y una mujer fueron detenidas intentando hurtar mercadería

5630

En horas de la noche del miércoles, la guardia de seguridad del supermercado La Anónima demoró a dos mujeres y a un hombre, en el estacionamiento de dicho supermercado debido a que habían hurtado mercadería perecedera. El hombre aprovechó una distracción y se dio a la fuga, dejando a las mujeres en el lugar. Todos fueron llevados a la dependencia donde fijaron domicilio.

La noche del miércoles, una abuela de 87 años, una mujer de 52 y un hombre de 62 años fueron aprehendidos por el personal de seguridad que trabaja en el supermercado La Anónima, ubicado en la calle Maipú y Los Pozos, ya que éstos habrían estado hurtando artículos varios del local.

Por este motivo, se solicitó la presencia del personal de la Seccional Cuarta, quienes al llegar dialogaron con el gerente del local.

Según pudo saber este medio, el hombre le manifestó que, momentos antes, el personal de seguridad privada observó por las cámaras del local cuando guardaban  mercadería entre sus pertenencias.

El sospechoso, ya con el botín en mano, pasó por la línea de cajas, abonó algún artículo y pasó sin abonar otros elementos, por lo que procedió a seguirlo hasta el estacionamiento donde ya estaban guardando la mercadería.

Los uniformados dialogaron con las mujeres y fue en esos momentos que el hombre se subió al auto y emprendió la huida dejando a la abuela y a la otra mujer.

Ambas fueron llevadas a la dependencia para su correspondiente identificación y conocer su suerte judicial.

Por la identificación realizada se pudo saber que la abuela tenía 87 años y la acompañante 52, además se procedió a realizarle una requisa personal, pero no se les encontró nada, ya que todo había quedado en el interior del rodado.

Luego de averiguar quién sería el hombre que escapó, los uniformados se presentaron en su vivienda y desde allí se lo condujo a la dependencia, donde también fue identificado.

Se dio aviso del hecho al juzgado de instrucción de turno, que determinó que, una vez cumplidos los plazos legales, los tres sospechosos de hurto fijen domicilio, quedando a disposición del magistrado interviniente.

 

Comentarios

comentar