Por la madrugada del Domingo cayó la primera nevada intensa de la temporada en Bariloche y se acumularon varios centímetros de nieve en la cima del cerro Catedral. Desde hace días, la operadora del centro de esquí utilizaba máquinas para arrojar nieve artificial mientras hoteleros, gastronómicos y comerciantes miraban al cielo con impaciencia para que la ciudad se vistiera de blanco antes del inicio de las vacaciones de invierno.

La temporada genera gran incertidumbre por el efecto de la suba de tarifas del gas y la electricidad en los precios de los alquileres y otros servicios turísticos. Por eso, la falta de nieve generaba preocupación tanto en el sector privado como al Gobierno.

Las pistas de esquí podrían abrir en los primeros días de la semana, siempre y cuando continúen las nevadas. “El objetivo de Catedral es poder habilitar estas áreas a partir del Martes 12 de julio si las condiciones son acordes. Es importante destacar que una vez que llega la nieve, los trabajos para poder hacer operativas las pistas pueden llevar hasta 48 horas”, informaron desde la empresa Cerro Catedral.

bariloche

Comentarios

comentar