Se ahorcó Daniel Atay, el asesino de la joven Daniela Farías

6988

El asesino de la joven Daniela Farías, el trabajador petrolero Horacio Atay, apareció ahorcado este martes por la tarde en un departamento de la ciudad de Bahía Blanca.

Atay se ahorcó con una soga y, según aseguraron fuentes policiales, el deceso se habría producido hace al menos una semana, debido al estado de descomposición en el que se encontraba el cadáver.

La fiscalía de Comodoro, en tanto, convocó a una conferencia para este miércoles a las 10.

Atay, de 43 años, atacó el pasado 23 de marzo con un cúter en una calle ubicada en la Loma de Comodoro a su ex mujer, Daniela Vanesa Farías, de 38 años. Las gravísimas heridas provocaron la muerte de la joven, que agonizó tres días.

El homicida también golpeó a un joven que la acompañaba, Guillermo Cárcamo, quien era el nuevo novio de la mujer. Ambos habían salido a comprar cigarrillos junto a un menor de edad, hijo de Atay y Farías.

El agresor se fugó en un auto Renault Sandero de su propiedad y nunca más se supo de su paradero.

Desde ese entonces hasta la fecha a la búsqueda se sumó la Brigada de Investigaciones de Comodoro, la División Delitos Complejos y Narcotráfico de la Zona Norte de Santa Cruz.

Hubo indicios que el homicida pudo haber estado en Caleta Olivia, Pico Truncado y Las Heras, en base a escuchas telefónicas cuando se activaba su teléfono celular, pero las mismas se disparon hace aproximadamente un mes.

El cuerpo de Atay fue hallado en un departamento ubicado en la calle Misiones 1.085 de Bahía Blanca, confirmaron fuentes policiales. Atay estaba muerto hace mas de una semana y el olor alertó a los vecinos, que dieron aviso a la policía.

DEPRIMIDO

La policía encontró en el lugar un diario íntimo en el cual había escrito algunas frases por las cuales expresaba que se sentía deprimido por no poder ver a sus hijos que había tenido el pareja con Daniela Farías.

Luego, al inspeccionar un teléfono celular y realizar algunos llamados que figuran en sus contactos, pudieron verificar que se trataba de Horacio Atay y que era uno de los individuos más buscados en el sur del país que incluso sobre el mismo pesaba un pedido de captura internacional.

EL ATAQUE

Atay atacó a su exmujer -y madre de sus tres hijos- con un cúter en plena calle, frente a su hijo menor y a la actual pareja de ella. Farías recibió cortes en los brazos y la cara, pero los más graves fueron las profundas puntadas que le propinó en el tórax y que comprometieron órganos vitales, como el corazón y los pulmones.

Tras la agonía, la familia de Farías aceptó donar sus órganos.

La mujer, que murió en el Hospital Regional a pesar de los intentos de los médicos por mantenerla con vida, ya había denunciado a Atay por violencia de género.

Los hijos que tenían en común, menores de edad, expresaron su impotencia y dolor en las redes sociales, y solicitaron la colaboración de la comunidad para aportar datos que permitan encontrar a su padre, el asesino de su madre.

Según se pudo saber por testigos, el exesposo de Daniela, Horacio Fabián Atay, los interceptó en la esquina con calle Maipú, bajando de un vehículo con claras intenciones de pelear. Primero los increpó verbalmente, y luego se trenzó en una pelea a golpes de puño con Cárcamo, que intentaba defender a Daniela. En un momento, Atay consiguió derribar a Cárcamo, y extrajo de sus ropas un arma blanca -que luego identifican como un cúter-, con la cual comenzó a puñalar a Daniela. Todo esto frente a la mirada aterrada de su propio hijo menor.

Luego de provocarle profundos cortes en el torso que lastiman su corazón y sus pulmones, en el rostro y en los brazos, Atay huyó subiendo a un Renault y se alejó. Daniela fue internada inmediatamente en el Hospital Regional y tomó intervención Fiscalía, que dió la orden de captura de Atay. Sin embargo, a pesar de las constantes pesquisas y procedimientos de la Brigada de Investigaciones de la Policía del Chubut, Atay continuaba prófugo hasta este martes, cuando encontraron su cuerpo en Bahía Blanca.

(Fuente ADN SUR)

 

Comentarios

comentar