La salud no se arregla con decretazos sino con acuerdo y consenso

1165

Desde APROSA indicaron que es “incomprensible la actitud de este gobierno” que convoca a una paritaria para imponer su propuesta  bajo una modalidad que responde a la “vieja política”. Estos espacios son para “discutir e intercambiar soluciones y llegar a un acuerdo”, explicaron desde el gremio y pusieron el foco en que la gobernadora Alicia Kirchner con el ofrecimiento de ayer sólo pretende instalar sueldos “inequitativos” generando profundas brechas entre trabajadores.

Luego de la paritaria de salud convocada por el gobierno donde no se permitió el ingreso a los paritarios de APROSA, desde el gremio mostraron su “absoluta disconformidad” con el resultado tras la finalización de este primer encuentro.

Consultados los miembros de  comisión directiva, de la organización que representa a los profesionales de la salud, sobre la impresión que dejó este encuentro, en primer lugar, se cuestionó enérgicamente la metodología implementada por el ejecutivo, quien por la fuerza buscó acordar una propuesta en base a dos “decretazos (1146/16-1147/16) y aumentos en negro”con la idea de producir sueldos que no responden a un criterio unificado. “De igual manera, la oferta del gobierno no tiene nuestra conformidad, porque su negativa a recibir a nuestros paritarios  es sinónimo que no tiene intenciones de acordar con los profesionales de la salud”. Asimismo insistimos que la postura de este gremio es ser parte de esa negociación por el bien de la salud pública y porque nuestra representatividad nadie la puede ocultar.

En este sentido, se explicó que pareciera que el gobierno de Alicia Kirchner no conociera lo que significa una paritaria, un espacio democrático donde el objetivo principal es “discutir y proponer” y no así confrontar en base al sometimiento, porque entendemos que son prácticas que no se corresponden con esta época, sino que es un modelo que responde a la “vieja política”. “La salud, como otros servicios considerados indispensables,-destacaron- requieren que sus representantes se sientan a discutir, a disentir y acordar racionalmente salarios y condiciones laborales; pero si están desesperados porque los hospitales sólo funcionan dos días a la semana tendrían que haberse puesto a trabajar en serio, desde aquel momento donde le solicitamos que se abra la paritaria sectorial y nuestra inclusión.

FALTA DE RESPETO

Por último desde APROSA, explicaron que es el gobierno quien busca apagar el fuego con nafta y es quien evita dialogar por todos lados. Hoy por la mañana desde el gobierno indicaron que volverían  a encontrarse por la tarde para seguir discutiendo, adelantando de alguna manera la paritaria prevista para mañana, pero nuevamente “pegaron el faltazo”, manchando su responsabilidad institucional y credibilidad democrática. Por ello, instamos al ejecutivo, que mañana asista y entienda que su propuesta deberá estar consensuada y enmarcada en la equidad salarial, finalizaron.

 

Comentarios

comentar