Durante el fin de semana, desconocidos atentaron contra los edificios pertenecientes a la ANSES. En el caso de la Jefatura Regional Sur II, en el frente fue pintado “Costa traidor” con aerosol, mientras que en la UDAI de Caleta Olivia rompieron los vidrios del frente, al tiempo que en la casa de la titular de esa delegación, Andrea Guevara, hicieron explotar una bomba de estruendo durante la noche.

Carlos Ziehlke, jefe de la Regional Sur II, indicó que si bien no tienen sospechas de quiénes pueden ser los autores, no se descarta la participación de sectores internos o externos disconformes con la realidad actual.

Señaló que “a los casos de Caleta Olivia y de Río Gallegos se suma que, hace más o menos unos diez días, se violentó la puerta de ingreso en las oficinas de Las Heras y se robaron, entre otras cosas, una computadora, al tiempo que se provocaron fuertes destrozos”.

De ese hecho no hubo denuncia pública, aunque sí policial, “porque pensamos que era un acto vandálico aislado, pero con lo de este fin de semana ya no creemos que sea así”, indicó Ziehlke.

Vale mencionar que de la oficina de Las Heras se llevaron la computadora y un televisor, al tiempo que realizaron destrozos en sillas de la sala de espera y concretaron pintadas en las paredes.

Ziehlke, que se encontraba camino a Trelew para poner en funciones al titular de la UDAI de esa localidad y al responsable de Puerto Madryn, sostuvo su “enérgico repudio” por lo sucedido y calificó de “personajes oscuros y cobardes” a los autores de los distintos hechos ocurridos.

Diputados UCR

Los diputados Sergio Bucci, Gerardo Terraz, Santiago Gómez, Daniel Gardonio, Roxana Reyes y Alberto Lozano también expresaron, a través de un comunicado, su repudio respecto a los hechos ocurridos.

“Rechazamos la violencia, la agresión y cualquier intento de intimidación. El camino en una democracia es el diálogo y el debate”, indicaron.

Sostuvieron que no es casual que a los pocos días de ser nombrada jefa de la UDAI de Caleta Olivia, Andrea Guevara sufriera agresiones en su vivienda particular y en su lugar de trabajo por parte de un grupo de desconocidos que, “ante el aparente descontento con su nombramiento, decidieron amedrentar de manera cobarde a quien quiere cumplir con su función de manera honesta y responsable”, indican en el comunicado. También rechazaron las pintadas realizadas en la Jefatura Regional Sur de la ANSES en Río Gallegos.

“La intolerancia y el patoterismo no sirven para construir nada y deben ser desterrados como prácticas políticas o maniobras para buscar condicionar la labor de algún funcionario. Por eso expresamos toda nuestra solidaridad y nuestro total apoyo al trabajo que se viene realizando desde la ANSES en la provincia de Santa Cruz”, concluyeron.

(Fuente La Opinión Austral)

Comentarios

comentar