Mujeres y hombres de la comunidad de Cañadón Seco se unieron a la jornada por Ni Una Menos y al pedido de Justicia: el más repetido por las sobrevivientes a la violencia de género y por las familias que perdieron a una esposa, madre, hermana o hija, en manos de femicidas.

 

La expresión “Ni Una Menos” nos compromete, más allá de las fotos en las redes sociales, a pensar y militar por una sociedad más justa, en la que todas las vidas tengan el mismo valor.

El acto que se realizó el viernes a las 20:00 en la Plaza de la Mujer, única en la región, fue presidido por el jefe comunal Jorge Soloaga, quien estuvo acompañado por su equipo de colaboradores y un centenar de vecinos que pese a la fría jornada, portando carteles se acercaron a la glorieta.

También asistieron la reina Ana Tenorio y la primera princesa Manuela Díaz, representantes de Fuerzas de Seguridad, instituciones intermedias y educativas.

En primer lugar hizo uso de la palabra la soberana, quien expresó que “nos encontramos reunidos en repudio a la violencia machista, que describe una relación paradigmática establecida entre hombres y mujeres que se explica a partir de un supuesto antagonismo sostenido por  la diferencia sexual anatómica”.

Al mismo tiempo manifestó que “el femicidio no sucede de un día para el otro, como si un día el hombre se levantara convertido en golpeador, asesino o psicópata. Primero debe existir una sociedad machista que conciba a la mujer como descartable, de adorno, de decoración, que no salga de los roles de objeto sexual, mamá o ama de casa, como nuestros amigos publicistas suelen encasillarnos”.

Finalmente expresó que “por eso hoy quiero decir Ni Una Menos y vivas nos queremos, para pedirte a vos mujer de cualquier edad y lugar del mundo que no te dejes maltratar y cortes de raíz las primeras señales de violencia”.

 

“NO SE HA RESUELTO

PRACTICAMENTE NADA”

Por su parte, el jefe comunal expresó que “el Ni Una Menos no se trata solo de violencia física y verbal, sino también de la violencia moral y conceptual, por ahí empieza la cosificación de la mujer, propiedad de las sociedades machistas”.

“El Estado y nosotros aquí poco hemos hecho, a pesar de tantos pronunciamientos y movilizaciones, al punto que desde hace un año se incrementaron los hechos de violencia contra la mujer y según estimaciones de organismos no gubernamentales hubieron 276 femicidios, es decir que no se ha resuelto prácticamente nada, el presupuesto y las políticas activas en ejecución son muy pocas”, manifestó.

Al mismo tiempo, Soloaga sostuvo que “muchas de las comisarías en distintos lugares tienen que mendigar combustible, recursos para poder funcionar, personal para atender requerimientos o demandas de mujeres que viven episodios lamentables por parte de hombres que maltratan. Tampoco hay Juzgados específicos ni Fiscalías que atiendan la problemática de la mujer y esta realidad hay que desnudar también”.

“Esto es lo que vivimos en Argentina, por eso decimos que el gran muro de Berlín femicida a derrumbar es justamente el machismo, que viene y deviene de muchísimos años”, indicó.

Finalmente, el jefe comunal expresó “en qué momento ese beso de cada mañana se convirtió en esa bestia que termina matando las ilusiones y expectativas de una mujer, es algo que no sabemos y esa es la gran batalla de las sociedades”.

NIUNAMENOS (1) NIUNAMENOS (2)

Comentarios

comentar