El presidente del Consejo Provincial de Educación, Profesor Roberto Borselli, informó sobre el presente de la educación en Santa Cruz. “Los chicos son el centro del sistema educativo” subrayó y, en relación a las paritarias 2016, reflexionó: “Somos conscientes que nuestros docentes tienen mucho compromiso y pueden comprender la situación financiera por la que atraviesa la provincia”.

Frente a la actualidad educativa, el titular del Consejo Provincial de Educación, destacó que el Gobierno dio continuidad a los espacios de negociación colectiva en el marco de las paritarias 2016, efectuando diversas propuestas salariales en concordancia con el contexto socio económico local: “Hemos realizado ofertas concretas, que se traducían en un incremento que impactaría de manera directa en el bolsillo del trabajador”.

Borselli detalló que la última proposición mejoraría “no solo el porcentual en el básico sino también en el valor índice”, de esta manera por ejemplo, un maestro de grado sin antigüedad que cobraba $12.600, llevaría su salario a $15.170, un director de escuela primaria con aproximadamente veinte años de antigüedad que actualmente recibe una remuneración de $37.000,  elevaría su sueldo a $42.600, y un supervisor de escuela primaria que hoy percibe $40.200 mensuales, incrementaría sus ingresos a $46.590, por mencionar algunos ejemplos de salarios al mes de julio.

“Esto se traducía en que el aumento real desde el 1ro de Abril al mes de Julio sería del 16,7% del incremento que otorgaba la provincia de Santa Cruz, y si se toma en cuenta el FONID (Fondo de Incentivo Docente), ese incremento llegaba a un 20,18 % aproximadamente”. “Además – sostuvo el titular del CPE – el Poder Ejecutivo provincial aseguraba que no se cerrarían paritarias, sino que en el mes de Julio o Agosto, se iba a concretar otra reunión y, atendiendo a la situación de mejora económica que tuviese la economía provincial, la instancia de diálogo continuaría con el objeto de lograr una mejora  salarial para los docentes”.

Borselli manifestó la posición del gobierno que encabeza Alicia Kirchner: “Nosotros siempre tuvimos la premisa de no comprometernos con algo que no podíamos cumplir, es decir, no prometer un incremento salarial que después no pudiésemos pagar”. Y, en este sentido, agregó: “Todas las propuestas que hemos hecho en representación del Poder Ejecutivo con intervención del Ministerio de Economía, la realizamos en un marco de racionalidad y de responsabilidad política. Lo que les estábamos ofreciendo era lo que efectivamente íbamos a poder garantizar mediante los pagos respectivos”.

Estableciendo una comparación con las demás provincias, Santa Cruz posee uno de los salarios docentes más altos. “Con el aumento propuesto, nuestra provincia tendría el mayor salario de la República Argentina. Si bien no desconocemos que el costo de vida en la provincia es diferente, es necesario rescatar que el actual Gobierno de la Provincia tiene intenciones de sostener la línea del salario docente, pero lo hace con un criterio de racionalidad y responsabilidad, porque somos  conocedores del estado actual de las finanzas provinciales”, recalcó al tiempo que destacó la labor de los colegas maestros: «Somos conscientes que nuestros docentes tienen mucho compromiso y pueden comprender la situación financiera por la que atraviesa la provincia”.

«Los chicos importan. Los chicos son el centro del sistema educativo» enfatizó Borselli.

«Por eso es importante que las clases tengan normalidad absoluta. Porque sostenemos con convencimiento que el mejor lugar para los niños, es la escuela. Y trabajaremos para garantizar que los salones de clases estén dispuestos con la tarea que los convoca: la enseñanza y el aprendizaje», concluyó.

Comentarios

comentar