En la tarde de hoy, tal como estaba previsto, se desarrolló en Buenos Aires el encuentro entre los Ministros de Energía, Juan Aranguren, y del Interior, Rogelio Frigerio, con los representantes de las provincias de la Patagonia.

Al finalizar la misma, que se prolongó por un lapso de tres horas, los ministros nacionales informaron la decisión del Gobierno Central de reducir el tarifazo del gas a un 400%, manteniendo de esta forma un notable incremento en relación al precio que hoy se paga por dicho insumo.

La propuesta del gobierno santacruceño, representado por el Vicegobernador Pablo González, fue pedir la suspensión de la resolución 28 del Ministerio de Energía que establece este nuevo cuadro tarifario que afecta de manera drástica la vida de los patagónicos. En la misma línea se manifestaron los representantes de Chubut y La Pampa, en una dura reunión donde expusieron la incidencia del gas en la región denunciando que en casos residenciales el aumento había llegado a un 1372%, algo que produjo múltiples presentaciones judiciales, incluso de actores del mismo partido político que conduce el gobierno central.

En una primera instancia, a pesar de que Santa Cruz, Chubut y La Pampa adujeran que dichos aumentos resultaban impagables para vastos sectores de la sociedad el Ministro Aranguren ofreció un descuento del 50% del incremento, algo que dejaba el aumento en un porcentaje mayor al 600%, cosa que no fue aceptada por las provincias y llevó a un cuarto intermedio en la reunión.

Posterior a ello, los ministros de Macri retornaron a la mesa con la decisión de mantener el aumento con un techo del 400% para los consumidores residenciales y la promesa de seguir analizando la situación la próxima semana con los equipos técnicos.

Los representantes patagónicos le dejaron en claro a los ministros nacionales que reducir el tarifazo a un 400% de aumento no resuelve el problema generado por este ajuste, que se ha traducido en un fuerte enojo social en todas las provincias afectadas.

Por otro lado para el caso de las tarifas comerciales, el gobierno central determinó la reducción de un 50% de la medida que se había tomado para este incremento, algo que también ya ha sido rechazado por diversos sectores comerciales y empresariales de la región.

Comentarios

comentar