Lo hicieron en la paritaria salarial de ayer, bajo la órbita del Ministerio de Trabajo de Nación. Claudio Vidal, secretario general del sindicato de base de Santa Cruz, indicó que pasaron a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves y advirtió que llevará adelante las acciones necesarias para evitar que las operadoras cumplan esa pretensión.

Preocupación sindical tras la paritaria de los petroleros.

Ayer se dio la continuidad a la paritaria para la industria petrolera de todo el país.

El encuentro se inició pasadas las 17 horas en la Ciudad de Buenos Aires, contando con la presencia del Ministerio de Trabajo de la Nación y las dos cámaras empresarias del sector, además de los sindicatos que representan a los trabajadores.

El secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz, Claudio Vidal, explicó que la parte empresaria anunció que en todo el país habrá 8.300 despidos para atenuar el impacto de la crisis del hidrocarburo.

El sindicalista dio cuenta que las partes pasaron a un cuarto intermedio para el próximo jueves, denunciando ante las autoridades laborales de Nación que el encuentro había sido convocado para debatir salarios y “que el trabajador pueda recuperar la pérdida del poder adquisitivo”.

Encuentro

En tanto, Vidal dio cuenta que, sin anuncios previos, “se ha sectorizado la reunión de paritarias, antes se la hacía a nivel país, es decir asistían los gremios de toda Argentina, mientras que ayer a nosotros nos tocó con el sindicato de base de Chubut y el del personal jerárquico”.

Es decir, Vidal compartió la negociación solamente con Jorge Avila (secretario general de Petroleros Privados de Chubut y José Llugdar, secretario general de Petroleros Jerárquicos), además del Ministerio de Trabajo de la Nación y la parte empresaria.

Además, adelantó que continuarán exigiendo a las operadoras que “se dé sostenimiento a la actividad, es un momento difícil, todos lo comprendemos, pero ellos también debe poner de su esfuerzo para que en esta crisis no haya perjudicados”, explicó.

Insistió que en Santa Cruz no hubo despidos, como sí sucedió en otras provincias y advirtió que hasta el próximo jueves mantendrán reuniones diarias con la parte empresaria “para llegar al próximo encuentro con definiciones”.

Por último, el dirigente gremial dijo a este medio que el objetivo es “conseguir un aumento salarial y no que nos dejen gente sin trabajo. Estamos ante la negociación más dura de los últimos años”, advirtió.

Asamblea

Recordemos que previamente a esta serie de reuniones, el gremio mantuvo una asamblea en la ciudad de Río Gallegos para informar a los trabajadores sobre los planteos de las operadoras para despedir trabajadores.

Allí estuvo presente el referente del gremio Pedro Luxen, quien denunció la “insensibilidad” de algunas empresas que presionan a los trabajadores con ofertas tentadoras y arreglos para que renuncien, y en muchos casos con amenazas de despidos, según expresó el petrolero.

Asimismo, desde el sindicato de base explicaron que “ante la finalización del contrato de San Antonio con la operadora CGC y la contratación de una nueva empresa, Petreven, para realizar operaciones de perforación, el sindicato petrolero intercedió para garantizar la fuente de empleo de más de 100 trabajadores y que se dé cumplimiento al acta firmada oportunamente para el mantenimiento del salario, el traspaso de la totalidad de los trabajadores y la indemnización por parte de San Antonio”.

El líder gremial Claudio Vidal sostuvo que “ha sido muy importante esta gestión, que llevó muchos días de trabajo y negociaciones, porque se obtuvieron resultados positivos que permitieron que se mantengan los puestos laborales de todos los trabajadores y que se respete el traspaso de todos nuestros compañeros”, agregando que seguirán defendiendo “los puestos de trabajo hasta las últimas consecuencias, porque sin trabajadores no hay industria”, finalizó.

(La Opinión Austral)

 

Comentarios

comentar