El presidente de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), Guillermo Polke, rechazó las justificaciones del tarifazo del servicio del gas, que hizo públicas el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio.

El funcionario esbozó una polémica frase respecto de los aumentos del gas que afectan a la Patagonia con subas que van del 1.000 al 2.700 por ciento.

Al responder por los aumentos exorbitantes en las boletas del gas, Frigerio dijo en una entrevista en el canal C5N que “teníamos -10°C en las provincias del sur y la gente estaba en remera en la casa o abría las ventanas de tanta calefacción que tenían porque era gratis prácticamente el servicio público”.

Para el ministro «tener las tarifas congeladas era una política extremadamente irresponsable y además poco amigable con el medio ambiente».

Ante esto, Polke consideró «el Gobierno Nacional, y sus funcionarios, como es el caso de Frigerio o el ministro de Energía, Juan José Aranguren vuelven a mostrar la falta de sensibilidad con la que manejan las principales políticas públicas en el país. Esto ha quedo demostrado con las medidas que han adoptado y con sus dichos. No conocen el país y las necesidades de sus habitantes».

«Habría que explicarles, y si no es suficiente, hay que invitar a los ministros a la Patagonia para que en carne propia comprueben como los patagónicos pasan el invierno. El gas no es un lujo para los habitantes de esta parte del país, es una necesidad para sobrevivir. No sólo este excesivo aumento tiene impactos en los usuarios domiciliarios, sino que golpea a las PyMes y al turismo, porque no se le puede exigir a los turistas, que dinamizan nuestra economía, que se pongan dos suéteres porque no se pueden poner en máximo la calefacción en los hoteles o restaurantes”, dijo Polke.

Además el titular de la FESC desafió a los funcionarios del gobierno nacional a viajar a la región para que personalmente y en la cara de los patagónicos les indiquen como pasar el invierno con la alta tarifa del gas.

“A las afirmaciones de Frigerio se suma las de su par Aranguren que justificó el fuerte incremento de las tarifas de luz y de gas, al sostener que ‘era una necesidad’, y que en caso contrario se iba seguir desfigurando la situación de inversión y no iba a estar disponible para lograr disminuir los cortes de energía eléctrica y del gas. Estos funcionarios están equivocados en sus planteos, y quieren expandir el ajuste con las tarifas, que debían ser modificadas, pero no de la manera que se hizo, con sumas desmedidas y más como un servicio como es el gas, tan importante en la Patagonia. Por ello, rechazamos las manifestaciones ridículas de los funcionarios nacionales para justificar el tarifazo, y ratificamos la demanda de toda sociedad patagónica para que se debata una adecuada actualización de las tarifas, pero que no se atente contra la economía de toda una región”, reflexionó Polke.

Comentarios

comentar