En la 4ª Sesión Ordinaria de la Cámara de Diputados se realizó un homenaje al reconocido escritor Mario Echeverría Baleta, en el marco de la declaración de Interés Cultural del libro “El Calafate, mi pueblo”, que había sido aprobada en la sesión anterior.

El escritor Mario Echeverría Baleta visitó este jueves la legislatura y fue homenajeado por los diputados en el marco de la 4ª Sesión Ordinaria y teniendo en cuenta que en la sesión pasada se había declarado de Interés Cultural su libro “El Calafate, mi pueblo”, por iniciativa del diputado Jorge Arabel.

En esta obra, el autor aborda parte de la historia de su pueblo natal, contando su propia historia, la de las familias pioneras y las primeras instituciones. Echeverría Baleta pertenece a una familia de pioneros que llegaron a la zona de El Calafate hace ya más de un siglo.

Sin embargo, el vínculo de la familia del autor con la región se remonta a muchos años antes, teniendo en cuenta que su bisabuelo, Don Juan Echeverría, fue parte de la tripulación del contralmirante Valentín Feilberg, que llegó al Lago Argentino pero creyó que se trataba del Lago Viedma.

En el libro “El Calafate, mi pueblo”, el autor presenta un relato que se inicia con la llegada del hombre blanco al río Santa Cruz, desde allí se sucede su exploración, los primeros asentamientos en Lago Argentino, la fundación del pueblo y sus primeras décadas de historia, hasta 1955.

Es de destacar que en el libro también contiene anécdotas de su familia, como la de su propio abuelo que antes de establecerse en la zona fue marinero igual que su padre, integró la tripulación que trajo desde Gran Bretaña a la Fragata Sarmiento, en su viaje inaugural hacia nuestro país.

En los fundamentos del proyecto de declaración de Interés Cultural del libro, el impulsor de la iniciativa, diputado Jorge Arabel, destaca que “este trabajo del Señor Mario Echeverría Baleta, es un aporte de importancia a las páginas de nuestra historia regional, pero al mismo tiempo nos parece importante resaltar el trabajo que durante años vienen desarrollando por nuestra cultura en las expresiones artísticas que ha desarrollado, por lo que también se debe tener presente un reconocimiento a la trayectoria de este verdadero trabajo cultural”.

Finalizado el homenaje realizado por el Poder Legislativo, y en contacto con medios de prensa, el escritor manifestó que este libro es “una deuda que tenia con mi pueblo”, explicando que quiso narrar la forma en que llegó a poblarse la zona, las primeras expediciones y quienes fueron “los que se quedaron”, comentando además que “a veces dijo un poco en broma y un poco en serio que mis abuelos cuando llegaron en carreta a Lago Argentino, se quedaron porque no se animaron a volver tantas leguas atravesando campo y se quedaron para siempre”.

Echeverría Baleta destaca asimismo que “El calafate es una zona turística y el turista que viene de distintas partes del mundo quiere saber y conocer la historia, y yo hice una síntesis histórica”, resaltando finalmente que “no fue fácil poblar Santa Cruz, las condiciones climáticas, las largas distancias de un pueblo a otro, la falta de elementos, todo eso hacia que fuese muy difícil y los pocos que se quedaron fueron realmente valientes”.

Mario Echeverría Baleta, es un trabajador y difusor incansable de nuestra cultura patagónica y santacruceña; y un prolífico editor de publicaciones, entre las que podemos destacar: “Joiuen Tsoneka” (leyendas tehuelches); “Toponimia Indígena de Santa Cruz”; “Kai Ajnun” el milenario arte Tehuelche de los Quillangos pintados; “La momia del Cerro Gualicho”; “Cuadernillos de Leyendas Tehuelches”; “Vida y leyendas Tehuelches” (leyendas mitológicas); “Cuentan los Chonkes”; “Koonek” (leyenda de El Calafate); “Raíz folklórica de la Patagonia”.

Comentarios

comentar