Hortensia Ardura, la abuela de Ignacio Guido Montoya Carlotto, murió este lunes, según confirmó el propio nieto recuperado a través de las redes sociales.

 “Tenchi querida, nos conocimos tarde pero mucho ha valido la pena la espera, buen viaje”, escribió Ignacio Guido en su cuenta de Twitter, junto a una foto en la que se lo ve con su abuela.

20140926_222918

La mujer era la madre de Walmir Oscar Montoya, desaparecido junto a Laura, la hija de Estela de Carlotto.

20140926_231655

En un primer contacto de Frecuencia Patagonia con Estela de Carloto manifestó su tristeza por la desaparición física de Tenchi y comento que ¨en julio nace su bisnieto, se fue sin conocerlo¨.

  • Las fotos corresponden a un encuentro desarrollado en Caleta Olivia entre Tenchi y Estela de Carlotto.

20140926_232209

Hortensia nació el 31 de agosto de 1922 en el campo de sus padres, Bahía Langara, unos 20 km al sur de Caleta Olivia, y tuvo nueve hermanos. Como el invierno les impedía movilizarse, la inscribieron en febrero de 1923. Pasó su infancia en el campo y de jovencita viajó a La Plata para estudiar magisterio, según recuerda el libro Lo que el viento no llevó – Caleta Olivia 100 años, donde se reconstruye la historia de familias pioneras.

Regresó luego a Santa Cruz y se fue a trabajar como maestra rural a El Hoyo, en Chubut. Fue maestra en Pico Truncado, Caleta Olivia y Cañadón Seco, donde fundaría su familia junto a Bergel Montoya, «un español que llegó aquí después de la Segunda Guerra, entró a trabajar a YPF y llevaba, como mi hermano, la música en las venas: tocaba el saxo en la banda del yacimiento», recordó ayer su hijo Jorge.

Ella fue quien apodó «El Puño» a su hijo mayor y le puso Walmir, en recuerdo a una amiga que tuvo en La Plata. «Fue premonitorio, le decíamos, «Puño» o «Puñito» desde siempre, no fue un apodo de militancia: fue porque mi madre así lo eligió», cuenta Jorge Montoya.

Desde que, en 1977, perdieron el contacto con su hijo, Hortensia transitó más de tres décadas con hidalguía y la esperanza de saber que en algún momento podía aparecer su nieto. «Tenchi», como la apodan los más cercanos, decidió guardar celosamente la historia de «Puño» y mucho más la posibilidad de que hubiera un nieto. Aunque la familia sabía del amor que unió a Montoya con Laura, la hija de Estela de Carlotto.

20140926_233644

Comentarios

comentar