EN UNA SEGUNDA ETAPA INCLUIRA A DESOCUPADOS

La iniciativa tomó estado parlamentario pero no pudo ser tratada en la infructuosa sesión del pasado jueves. La propuesta del concejal del PJ-FPV acerca al intendente Prades una alternativa a la grave crisis socio-económica de Caleta Olivia, a favor de la gobernabilidad, paliando la precarización laboral e involucrando al sector privado.

Se trata de un verdadero contrato social que busca que el sector privado y el público cooperen para que la crisis actual no termine dejando a la intemperie a los sectores más vulnerables de la economía caletense.

El Programa tiene por objeto “facilitar la transición hacia el empleo formal” de los beneficiarios, comprendiendo en próxima instancia a “desempleados sin experiencia laboral relevante, mediante la realización de prácticas y capacitación en el ámbito de empresas privadas, de servicios, comercios locales, etc”.

Estimativamente se proyecta que la comuna reduzca en un 50% el financiamiento de planes sociales y cooperativas, aportando una suma mensual de remuneración, mientras que el sector privado se haría cargo de los aportes patronales que mejorarían el salario, a la vez que lo formalizarían.

De este modo se proyecta “realizar prácticas en ámbitos privados y con ello adquirir los conocimientos indispensables para conformar la experiencia previa”,

El Programa de Empleo Social incluirá a personas de 18 a 35 años de edad inclusive, que integren los planes sociales o cooperativas, mientras que en el caso de aquellas personas desocupadas será hasta los 25 años de edad, en tanto que quienes padezcan alguna discapacidad o hayan sido trasplantadas podrán incluirse hasta los 49 años. En todos los casos con una residencia mínima de cinco años en la localidad.

El proyecto de Calicate abarca a los más de 2.500 beneficiarios de planes sociales pero también a los cooperativistas, que surgieron de las políticas que otrora fueron implementadas por el gobierno municipal frente al desempleo, con un espíritu “altruistas”, pero que luego se desvirtuaron ante la “falta de seguimiento y propuestas concretas de capacitación”.

Entre los argumentos de la iniciativa se leen la “desvirtuación de las políticas de subsidio” que vienen de la época de José Córdoba a cargo del Ministerio de Gobierno, con los llamados 1.840, por el monto que perciban.

“El mantenimiento de tales políticas de manera permanente, sin el planteo de alternativas viables para la inserción de sus beneficiarios en el mercado laboral, lamentablemente no derivó más que en la desesperanza de nuestros conciudadanos, en el entendimiento de muchos de éstos en que un subsidio o plan social municipal era la única alternativa de sostenimiento económico de su familia, y en la precarización laboral de los numerosos vecinos que se acogieron a dichas modalidades a lo largo de los últimos años” reza el texto con mirada crítica.

Esta situación también resulta “desventajosa” para la Municipalidad, que hoy acusa un déficit estructural, razón por la cual se plantea “la necesidad de un cambio de objetivo de las políticas de subsidios al desempleo, orientando éstas hacia la capacitación de los beneficiarios para crear, adoptar o mejorar sus aptitudes personales para su inclusión laboral”, advierte.

Modalidad Entrenamiento

El proyecto sostiene que los beneficiarios podrán entrenarse hasta 12 meses sin ningún costo para la empresa que lo absorba, con cuatro horas diarias o veinte horas semanales.

Asimismo existe la modalidad de contrato por tiempo indeterminado (CTI) que establece una relación laboral formal de hasta un año. Asimismo, el empleador que incorpore en su planta de personal al participante en cualquier momento del Programa, podrá descontar del sueldo neto (de bolsillo) del empleado, el beneficio que éste perciba del Programa de Empleo Social (PES). La carga horaria y sueldo será la que corresponda según el régimen legal aplicable a la rama de actividad. En ningún caso se desarrollarán tareas calificadas como penosas, riesgosas o insalubres. Y en cuanto al monto de la asignación estímulo, se advierte que el mismo se fijará conforme el valor Módulo para Asignación Estimulo – Programa Empleo Social (PES) que se establecerá anualmente en la Ordenanza Tarifaria vigente al momento del lanzamiento de cada etapa.

Así las cosas, se espera que la iniciativa pueda ser discutida en la próxima sesión del Concejo Deliberante, estipulada para el 28 de abril.

Comentarios

comentar