La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex ministro de Planificación Federal fueron imputados en el marco de la causa que investiga el presunto lavado de activos a través de la financiera SGI, establecida en un departamento de puerto madero, y conocida como la rosadita.
La decisión de imputar a la ex mandataria, al ex funcionario kirchnerista y a otras 13 personas fue tomada ayer por el fiscal Guillermo Marijuan, tras escuchar la declaración indagatoria que prestó el valijero Leonardo Fariña, según indicaron fuentes judiciales con acceso al expediente.
La declaración de Leonardo Fariña en la causa de “La Ruta del Dinero K”, regida la figura de “arrepentido”, generó ayer una consecuencia judicial de alto impacto político. Los datos que aportó el ex valijero en la primera etapa de su presentación en los tribunales fueron de tal magnitud y con tanto nivel de detalle, que el fiscal del caso, Guillermo Marijuán, tomó la decisión de redactar un requirimiento para iniciar un nuevo proceso en el que incluyó en calidad de imputada a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner; al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; y a un personaje central de la arquitectura financiera de los Kirchhner, el financista Ernesto Clarens, quien trabajó en las redes societarias de la economía de Néstor Kirchner y su familia, y también en la del acusado de ser su testaferro, el empresario Lázaro Báez. En el requerimiento también se incluyeron a otras personas, de las que trascendieron, por ahora sus nombres.

Fuente telam

Comentarios

comentar