El presidente del Consejo Provincial de Educación, Roberto Borselli encabezó hoy el acto de entrega del Aula Digital Móvil donada por la Fundación para el colegio secundario del Barrio San Benito. El equipamiento incluye netbooks, notebook, impresora y proyector.

El presidente del Consejo Provincial de Educación, Roberto Borselli encabezó hoy el acto de entrega del Aula Digital Móvil donada por la Fundación Banco Santa Cruz para el Colegio Secundario Nº 41 del Barrio San Benito de Río Gallegos.

Dicha donación se enmarca en el Programa de Alfabetización Digital que la Fundación lleva adelante en escuelas de la provincia, a partir de un convenio de colaboración suscripto con el CPE y que permite generar acciones de articulación interinstitucional con el fin de acompañar a las instituciones educativas.

De la ceremonia también participaron Gabriel Salazar del Programa de Alfabetización Digital de la Fundación Banco Santa Cruz; el vocal por el Poder Ejecutivo ante el CPE, Horacio Pérez Osuna; la coordinadora provincial de Política TIC, Mireya Totino y la rectora del Colegio 41, María Fernanda Molina.

El Aula Digital Móvil está integrada por netbooks para los alumnos, una notebook para el docente, impresora y proyector.

En esta ocasión, la rectora María Fernanda Molina explicó que para los alumnos fue muy importante participar del acto porque “quedaron fascinados con todo el equipamiento que ingresa al colegio y que será para que ellos enriquezcan la producción de conocimiento y el trabajo que realizan desde cada materia”.

“Somos una escuela nueva que recién se está equipando y tenemos muchas carencias” afirmó la rectora y remarcó que agradecen a la Fundación Banco Santa Cruz por elegir al núcleo educativo del Barrio San Benito “por depositar su confianza en el uso que le daremos a este material”.

El Aula Móvil incluye las netbooks para los alumnos y la notebook para el docente, lo que permite un trabajo intranet, además de una impresora y un proyector. Sobre el uso que le darán los alumnos a este equipamiento, Molina indicó: “Los contenidos que nuestros alumnos produzcan en las netbooks lo podrán compartir, a través del proyector, mediante producciones visuales o audiovisuales en distintos formatos”.

La matricula de este Colegio que tiene una año de creación es de 150 alumnos y este programa permite que la institución “ponga a disposición de todo el alumnado las computadoras porque al ser móvil no sólo estará circunscripto a la sala de informática sino que se podrá trasladar al salón de clases o algún otro espacio”, subrayó Molina.

Comentarios

comentar