Fue a partir de una reunión mantenida con autoridades del Consejo Federal de Inversiones. Mayor difusión de las herramientas crediticias y presencia en el interior provincial, fueron los ejes planteado por el Ministro Leonardo Álvarez durante el encuentro. El monto para financiamiento para la Provincia supera los 40 millones de pesos.

El ministro de la Producción, Leonardo Álvarez, acompañado por el representante de Santa Cruz ante el Consejo Federal de Inversiones, Andrés La Blunda, y la subsecretaria de Industria, Alejandra Gamboa, se reunió días atrás con el Coordinador General del CFI, Juan José Ciácera, a los efectos de avanzar en el efectivo otorgamiento y difusión de las líneas de financiamiento para el sector productivo que desde este organismo se otorgan.

A partir de los montos que para este fin dispone Santa Cruz, superior a los 40 millones de pesos, el responsable de la cartera productiva acordó avanzar en un esquema que permita potenciar el rol del CFI en la Provincia, a través de la descentralización de las oficinas administrativas, con mayor presencia en las distintas localidades santacruceñas.

Este nuevo mecanismo a implementar en Santa Cruz, fue analizado con Carlota Frau Gómez, directora de Coordinación; Ramiro Otero, Director de Recursos Financieros; Oscar González Arzac, jefe del Área de Créditos del Fondo Federal de Inversiones; como así también junto a Diego Gómez, jefe a cargo del área de Financiamiento del Desarrollo Empresario Regional.

En ese sentido, se recordó que la oferta crediticia de este organismo, se centra en dos líneas específicas. La primera de ellas, tendiente a la reactivación productiva de micro-emprendimientos, y pequeñas y medianas empresas, para los sectores agropecuario, de la industria y minería, como así también para el turismo y servicios.

Los fondos obtenidos a través de esta herramienta, podrán destinarse para capital de trabajo, activo fijo y preinversión, con un monto máximo de $170.000 para micro-emprendimientos, donde se financia hasta el 80% de la inversión, y cuentan con un plazo de amortización de 48 meses, y 12 meses de plazo para abonar la primera cuota. En el caso de las PyMes, el monto máximo al que se podrá acceder es de $1.550.000, financiándose hasta el 70% de la inversión, con un plazo de devolución de 84 meses, y 24 meses de gracia.

Se informó que la tasa de interés es de 18,5%, y los interesados deberán contar con garantías reales, ser sujetos hábiles de crédito, con márgenes de cobertura no inferiores al 130% del monto total del préstamo. También se informó que los créditos de hasta $100.000, serán otorgados a sola firma o con garantías personales, cuya tasa de interés disminuye en un 50%.

La segunda línea de crédito está destinada a la producción regional exportable de micro, pequeñas y medianas empresas exportadoras, productoras y/o proveedoras de bienes e insumos destinados a la exportación, o que formen parte de mercaderías exportables, con un plazo máximo de amortización de 18 meses, a partir del desembolso, con montos que van desde los 6.000 a los 150.000 dólares.

Con esta segunda línea de financiamiento, se propuso el objetivo de brindar asistencia financiera a las empresas cuya producción muestre perspectivas exportables, y se otorgan para la pre-financiación de exportaciones – para actividades como certificaciones de calidad y realización de misiones al exterior – y para actividades vinculadas a la producción de bienes exportables, como la adquisición de materia prima, insumos, elaboración y acondicionamiento de mercaderías, y excepcionalmente para activos fijos, siempre que la inversión admita una rápida devolución de crédito.

Reunión Ciácera

Comentarios

comentar