El concejal del PJ-FPV puso nuevamente en discusión la posibilidad de que Caleta Olivia vuelva a tener su propia empresa de transporte público de pasajeros y advirtió que deberá pedirse informe de qué sucedió con las casi 20 unidades de Urbano SE. Calicate quien se reconoció como una “oposición responsable” sostuvo también que en el interín puede tenerse en cuanta la idea del taxi colectivo.

Luego de la salida de la concesionaria del servicio, el concejal Pablo Calicate pidió analizar alternativas que tenga en cuenta “la aguda restricción presupuestaria” que enfrenta la municipalidad. El edil, ratificó su postura a favor de una “oposición responsable” aunque advirtió que la solución de esta problemática que afecta principalmente a los barrios de la periferia caletense, es resorte del Ejecutivo Municipal. “El monopolio de la prestación de los servicios públicos lo tiene el estado, en este caso la municipalidad, quien lo debe prestar por gestión propia o en concesión privada” aclaró Calicate, quien se mostró a favor de que “el servicio se debe volver a prestar por gestión municipal”.

El edil no omitió que la comuna, afronta por un lado la suma “cercana al millón de pesos para garantizar los sueldos de los empleados de la última empresa de transporte de colectivos”, y que a esto se adicionaba aproximadamente otros $700 mil que garantizaba el corte mínimo de boletos”. A partir de esta realidad es que “el municipio está en estos momentos afrontando el costo de una mano de obra profesional, que no tiene cómo materializar la prestación de sus servicios” y es por ello que resulta necesario plantear la posibilidad de afectar el aporte que actualmente hace el municipio “a la adquisición de unidades de transporte, de las denominadas comunmente trafic, para afectarlas a un servicio de transporte dentro de la órbita municipal” algo que, de ser necesario ameritaría “solicitar fondos frescos a través de aportes nacionales”.

En el marco, Calicate bregó por un “acuerdo social” para sortear la coyuntura que atraviesan los diferentes barrios, para los cuales podrá disponerse de unidades que cubran “diferentes franjas horarias apuntando al transporte escolar de niños y jóvenes”. Igualmente fuera de los horarios escolares “bien podría establecerse un sistema de frecuencias para la población en general, considerando como puntos de encuentro a las uniones vecinales” agregó el concejal.

Por otro lado, Calicate pidió que se analice, en este marco de “emergencia de transporte”, el auxilio y colaboración de las diferentes cooperativas de taxis y remises a fin de que se pueda consensuar la figura del “taxi colectivo”, razón por la cual deberá establecerse “una tarifa social individual accesible y el recorrido de rutas y horarios”.

Finalmente, el concejal del FPV no descartó la posibilidad de elevar al Ejecutivo un pedido de informe, bajo la premisa de conocer “qué pasó con las diecinueve unidades de transporte de propiedad de la firma Urbano S.E”, una firma desguazada durante la administración de José Córdoba.

12343121_10206266849443233_1483709656_o

Comentarios

comentar