Para el Concejal de Integración Ciudadana, Rubén Martínez la decisión de la Jueza Federal de Caleta Olivia, confirma la falta de compromiso de la justicia ante el pueblo de la ciudad: “Esta decisión de la jueza de levantar en tiempo record la faja de clausura comercial a Termap, me causa mucho dolor porque me recuerda la gran cantidad de denuncias que he realizado en dicho juzgado para que se investiguen hechos vinculados a las drogas, y jamás me han llamado a declarar, hasta creo que me tratado como un loquito, pero que decía la verdad”.

“Mis denuncias contra los narcos las realice por  considerarlo como uno de los males que aquejan fuertemente a una ciudad, la cual está perdiendo la batalla contra las drogas culpa de una justicia ciega, sorda y muda que no investiga y que pareciera terminar siendo cómplice de aquellos que hacen negocios ilegales con el dolor ajeno. Si no, que alguien me diga lo contrario y me cuente cuántos casos de drogas se han resuelto en la ciudad por esta Justicia Federal, que está representada por una jueza caletense que se olvida de las raíces de su pueblo” declaró muy enojado el concejal.

Además agregó Martínez: “Dejar a Caleta Olivia sin la posibilidad de que las operadoras le devuelvan algo de todo lo que se han llevado en estos años es indignante y por demás preocupante porque deja liberado a que cualquier vecino de la ciudad no pague sus impuestos, lo que significaría el suicidio como sociedad”.

“Lo que se le pide es sencillo, como a cualquier vecino común, que pague teléfono, inmobiliario, comercio e industria y seguridad e higiene. Nadie tiene coronita. No abonar estas tazas es una falta de respeto a una sociedad que no puede pagar salarios, no puede construir nuevos gimnasios y no puede mantener una linda ciudad para sus vecinos” Finalizó Martínez

Comentarios

comentar