En el día de ayer, el diario nacional Clarín, emitió una nota explicando que el empresario Lázaro Báez, titular de Austral Construcciones, se reunió con un grupo de delegados de la UOCRA, para informarles que desde hoy se continuará con el envío de telegramas de despidos.

Esta medida se lleva a cabo, según la fuente, porque el ministro de Transporte Guillermo Dietrich acusó a Báez de ser «un gran beneficiado con la obra pública» y le exigió que cumpla con los compromisos con sus trabajadores. En por ello que Vialidad Nacional se negó a pagar los $400 millones que la constructora reclama y la empresa recurrió a la reducción de personal.

En dicha reunión, los referentes de la UOCRA manifestaron no haber sido informados sobre los telegramas de despidos, mientras que el empresario Báez señaló que él notificó en tiempo y forma sobre los despidos y que no podía pagar, por eso se prosigue de esta manera.

Por su parte, desde la Secretaría de Trabajo de la Provincia informa que el contenido de los telegramas enviados en el día de la fecha por la empresa Austral Construcciones a cientos de trabajadores, resulta absolutamente inexacto por cuanto:

1.- No es cierto, porque no es posible legalmente, que la Secretaría de Trabajo asuma las responsabilidades que pretende delegar la empresa.

2.- Esta Secretaría no tiene facultades legales, reiteramos, para convertirse en agente de cobro ante Vialidad Nacional; ni de pago ante los empleados de la empresa deudora.

En este sentido, parece que la empresa pretende generar una confusión en la población, siendo lo más doloroso que se juegue con los trabajadores con burdos pretextos. Por ello desde la Secretaría de Trabajo se le solicita a la empresa que sea sensata y solucione la situación de cientos de trabajadores.

También requieren que la autoridad nacional, dentro del marco jurídico, garantice la continuidad de las obras nacionales para Santa Cruz, que son fundamentales para su desarrollo y para el mantenimiento del empleo para los santacruceños.

 

Comentarios

comentar