El segundo día de la Fiesta Nacional de la Cereza comenzó con todo, tanto en la recepción hotelera al 100 por ciento de su capacidad (alojamientos convencionales, casas de familia y camping agrestes habilitados), junto a la activa participación del entusiasta Intendente Guillermo Mercado y la actuación estelar de Axel y Daniel Agostini.

Cuando ayer se rompía el record de entradas, 11 mil espectadores, esta mañana se cumplieron todos los pronósticos: todas las reservas hoteleras de Los Antiguos fueron ocupadas y se abrieron chacras y campos para la instalación de carpas. Para tal acontecimiento, el abastecimiento de combustible en la localidad y alrededores ha estado garantizado por los organizadores desde el primer día del festival.

Con lo que respecta a la Gran Fiesta, la noche de sábado inició con el homenaje a Hugo Gímenez Agüero de David Andrade, cantante y guitarrista oriundo de Caleta Olivia. Es el segundo homenaje a Agüero ya que anoche Abel Pintos lo recordó de emotiva manera. Nelson Morales siguió a Andrade e hizo su habitual show con participación activa del público. El artista muy querido a nivel local siempre mantiene al público encendido con sus temas melódicos con un lindo tributo a Marco Antonio Solís, su ídolo, junto al acompañamiento de increíbles músicos.

En la mitad de la jornada, Voces Manseras deleitaron a los amantes del folclore con su estilo característico del norte de la Argentina. Directo desde Santiago del Estero al lejano sur, para demostrar lo realizado en sus tres años de formación. Tras el grupo santiagueño, las candidatas a Reina dieron un desfile en traje de baño. Vale recordar que las once (11) chicas son juzgadas y mañana se decidirá quien será la ganadora, con la presencia de Agustina Ghisolfo, la actual reina. Esta jornada presentó una voz femenina que deslumbró a todos como locutora del sábado, hablamos Lorena Santillán, una de las integrantes de Voces para el Canto.

Y llegó el plato fuerte. Axel hizo su presentación a todo dar, con la calidad que lo distinguió a lo largo de los últimos años y con una gran masa de gente acompañando sus melodías. Carteles como “Gracias Axel” o “Te soñé” fueron de lo más vistos dentro de un público que se cantó todo a la par de la estrella. El de Rafael Calzada no defraudó a sus fans: saltos, gritos y gestos estuvieron para decorar la escena fantástica del espectáculo y finalizó con unas bonitas palabras para Los Antiguos.

El cierre estuvo a cargo de Daniel Agostini, un show que logró mantener un campo completo hasta el cierre de la segunda luna del festival más importante del norte de Santa Cruz. Además del increíble espectáculo artístico que presentó al público, brindó una conferencia de prensa que se extendió por varios minutos y que tuvo un clima de total entrega a sus admiradores y fans.

Comentarios

comentar