El Presidente de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), Guillermo Polke y el  Secretario General de esa entidad, Daniel Cruces, mantuvieron una reunión con empresarios de la provincia que brindan sus servicios a la Unión Transitoria de Empresas (UTE) Represas Patagonia que conforman las compañías Electroingeniería, China Gezhouba Group Corporation e Hidrocuyo.

Los proveedores locales manifestaron su preocupación y solicitaron el acompañamiento de la FESC motivados por la falta de respuesta de la UTE ante el retraso del pago de  sus prestaciones en la obra de las represas en el río Santa Cruz.

En el encuentro se indicó que las deudas en varios casos son de más de tres meses y de  importantes sumas ante la magnitud de la obra.

También se conoció que varios proveedores locales han tenido que dejar de prestar  servicios ya que no podían sostener el retraso en los pagos, y algunos de ellos han llegado a  quebrar.

Se estima que hay trabajando aproximadamente entre 80 y 100 empresas brindando sus  servicios a la UTE y que aproximadamente 30 son proveedores locales, y a la mayoría  se le adeuda sus prestaciones por parte de la UTE.

A su vez, la FESC tomó conocimiento de ciertas irregularidades y falencias en materia  de seguridad e higiene que trajeron aparejados accidentes con automotores, pero afortunadamente no fueron graves. Ante esto, se ha determinado solicitar una audiencia con las autoridades correspondientes para que verifique la existencia de estas anomalías   y tome las medidas convenientes para prevenir estos incidentes.

“No entendemos a que se debe el atraso en el pago a los proveedores dado que esta no es un obra financiada con fondos nacionales o provinciales. Se podrían a ver generado demoras ante la renovación de las autoridades gubernamentales, pero es todo lo contrario, ya que es una obra con aportes privados principalmente de bancos chinos y avalados por el gobierno chino, y no creo que ellos se han quedado sin fondos”, sostuvo de forma irónica Polke tras el encuentro con el grupo de proveedores de Represas Patagonia.

“Lamentablemente otra vez nuestros proveedores tienen problemas de cobro con  Electroingeniería, sucedió lo mismo con el Interconectado, y los representantes de la empresa públicamente en una presentación realizada en las instalaciones de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) aseguraron que no volvería a pasar justamente por como se financiaba la obra de las represas, pero vemos que otra vez   hemos sido engañados”, disparó Polke.

Por otro lado, advirtió que “tampoco cumplieron con el compromiso de un plan de desarrollo de proveedores locales, y ahora conocemos que las empresas que prestan servicios son muchas de otras provincias. Ante ello, vamos a solicitar a los   funcionarios del gobierno provincial un relevamiento de los mismos a los efectos de  verificar si estas empresas cumplen con todas las normativas para prestar servicios o vender sus insumos en nuestra provincia, como se exige a los empresarios locales”.

En este sentido, el titular de la FESC señaló que “no menos importante es la falta de un  área de capacitación para los santacruceños que quieren trabajar en la obra, y esto  motiva la contratación de trabajadores fuera de la provincia. Cómo puede ser que  vemos cantidad de piquetes o tomas de ministerios por parte de gente que necesita  trabajo, y se va a necesitar más 5.000 personas en la construcción de las represas, y muchas de ellas no pueden  ingresar porque no tienen el conocimiento o capacitación específica. Por ello consideramos que bien podrían enseñársele manejo de camiones, máquinas viales, y otros oficios para que puedan ingresar en la megaobra. Tuvimos y tenemos el tiempo necesario para hacerlo”.

Por otro lado, resaltó que “nuestros empresarios están para brindar sus servicios y comercializar sus insumos y bienes, no para financiar a la UTE, por lo cuál vamos a gestionar ante quien corresponda que a la brevedad se solucione esta situación. Esperemos no tener que viajar a China para lograr que se abone a los proveedores santacruceños”, afirmó nuevamente con ironía Polke.

La FESC acordó no dar a conocer las empresas que han participado del encuentro, ya que los representantes de las firmas temen sanciones por hacer público el reclamo a la UTE.

 

Comentarios

comentar