En el marco de la jornada de 24 horas de paro decretada por el gremio ATE a nivel provincial, la Seccional Pico Truncado de dicha entidad gremial protagonizó una intensa jornada de trabajo, que incluyó movilizaciones por las distintas calles de la ciudad, y reuniones con integrantes del poder ejecutivo y legislativo.

Inicialmente, un importante grupo de referentes sindicales y trabajadores enmarcados en los distintos convenios provinciales que cumplen tareas en salud y educación se congregaron en la sede central del gremio, en la calle Pellegrini 626, desde donde marcharon hasta las instalaciones del Concejo Deliberante. Allí, mantuvieron un encuentro con los ediles Hilda Nahuin (interinamente a cargo de la presidencia), José Ruiz y José Huiscay, donde expusieron no sólo la situación que motivó la medida de fuerza a nivel provincial, sino también el panorama con el que se encuentran 150 trabajadores de Pico Truncado, quienes perderían sus puestos de trabajo iniciando el próximo año.

“Muchas familias van a quedar sin fuente laboral. Habíamos logrado gracias a la lucha ingresar compañeras de cooperativa y compromisos de tareas a contrato según el CCT, y según manifestó la gobernadora, estas quedarían el 31 de diciembre sin su fuente laboral”, señaló Alba Curaqueo, Secretaria General de ATE.

“Entendemos que el Gobierno Provincial tiene que hacer una reorganización y distribución, pero no nos digan que es un cambio de gobierno. El Frente para la Victoria sigue gobernando como lo hace desde hace 25 años, aunque la gobernadora lo desconozca. Es cierto que era otra persona quien estuvo al frente de cartera política a nivel provincial, pero no hay un cambio real, no puede desconocer lo pactado del gobierno con los trabajadores”, añadió.

“Estos compañeros vienen luchándola hace 18 años, llegando por cooperativas, compromisos de tareas, para pasar a contrato provincial. Se suponía que iban a tener la tan ansiada estabilidad laboral, pero van a cobrar este último mes y se le bloquea las cuentas, por ende el año que viene no van a poder brindar servicios en establecimientos escolares”, complementó Curaqueo. “Los concejales se comprometieron a gestionar con el Intendente para encontrar una solución”.

Posteriormente, los referentes gremiales junto a los trabajadores se dirigieron al Municipio, donde hicieron entrega al Secretario de Gobierno Víctor Hugo Maldonado de un petitorio dirigido al Intendente Omar Fernández, que solicitaba que “se solidarice con los compañeros pertenecientes a los diferentes planes existentes a fin de que pudieran percibir los $2160 que fueran otorgados en concepto del aumento acordado en su momento con el gobierno provincial”. También se reunieron con el Secretario de Hacienda, Juan Almirón.

Respecto a algunos desencuentros con el titular del ejecutivo en redes sociales, Curaqueo aclaró que “en ningún momento dijimos que el Intendente dejó sin trabajo a los compañeros. Lo que se expresó en asamblea es que el Intendente nos manifestó que desde provincia la Gobernadora le dijo que no tenía plata para pagar los convenios, por ende el próximo mes las compañeras no van a tener sus salarios. En el último paro con la ocupación del CPE por 7 días, se suponía que habíamos logrado aumento para los compañeros del convenio integral de limpieza de 2160 pesos, y ahora dicen que no hay nada firmado, y que eso fue solo por un mes. Eso quedo en la nebulosa y hoy se ha disipado definitivamente, todas las negociaciones se han quedado en la nada”.

“Le pedimos al Intendente que se solidarice con los trabajadores precarizados y pueda entregar un adicional, un bono o algo, para que los compañeros puedan pasar el fin de año”, añadió, agregando que actuarán en consonancia con lo que decida la conducción provincial, sin descartar endurecer la medida.

Para el día Martes, se prevén nuevas movilizaciones, acoplados al paro decretado a nivel nacional.

Comentarios

comentar